×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Trotamundos

Vida de rey

Raúl Muñoz del Cojo
~
16 de Diciembre del 2017 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En plena llegada de aguinaldos y justo cuando sentimos que podemos tenerlo todo, es obligación de un servidor hacer que se gaste su dinero de una manera que no olvide. Claro está, que las prioridades serán nuestra familia, hijos, compromisos y demás pero ¿no se le antojaría tomarse unas vacaciones de rey?

Documentándome en publicaciones especializadas, encontré un interesante reportaje de Lizzie Frainier y Blossom Green donde salen a descubrir la historia y misterios existentes en algunas construcciones reales de la Gran Bretaña. Al juntarlas, prueban estas construcciones que no se tiene que pertenecer a la realeza para hospedarse en algunos de los magníficos castillos de esa nación. 

El primero de la lista será el Castillo Amberley,  en Sussex y como en todo lugar, la leyenda dice que hace varios cientos de años, una joven sirviente se enamoró de un obispo residente en el lugar.

Cuando esta le reveló que estaba  embarazada, este la rechazó y ella huyó hacia las barricadas del tejado donde saltó para encontrar la muerte. Se dice que el espíritu de esta mujer ronda aún en los salones del castillo. 

La historia del lugar data del año  1103 cuando fungía como refugio de caza. Actualmente ha sido demolido y reconstruido y tiene en su haber más de 8 dueños. 

Desde 1987 funciona como hotel y la entrada al lugar es majestuosa donde pintorescos jardines, un campo de golf y la finca hacen de su visita algo memorable. Durante su estancia se puede convertir en un Victoriano y jugar cróquet frente a las almenas del lugar o tomar whisky en la sala de la reina.

Una noche ronda en los 250 dólares y se recomienda relajarse en el lugar por al menos 3 noches.
Si es usted más romántico y le gusta la esencia francesa, el Chateau Rhianfa en Anglesey es el lugar perfecto para pasar algunas noches. La historia del lugar cuenta que el Baronet De Bodelwyddan lo construyó para su esposa Lady Sarah y, debido a que la pareja viajaba frecuentemente a Francia, la arquitectura del momento los encantó y por lo mismo es renacentista. 

Las suites del lugar tienen destellos propios, por ejemplo en una de ellas la ducha se encuentra en la torreta circular u otra opción es pedir la que tiene su propia biblioteca. 

El restaurante Le Dragon Rouge en el lugar sirve deliciosa comida francesa con ingredientes locales. Si desea usted terminar su estancia en el lugar como un verdadero miembro de la realeza, se le sugiere visitar las cavas del castillo y probar algunos de sus excelentes vinos. Donde destacarán los Pinot noir o sauvignon. Las habitaciones rondan desde los $130 dólares la noche. 
Si su deseo es vivir un romance medieval, le sugiero visite el Castillo Hever en Kent, hogar de la infancia de Ana Bolena. Ella y Enrique VIII solían pasear en medio de sus jardines y según rumores, daban vuelo a su pasión tras la privacidad que les brindaba el gran roble. 

La decoración de sus 28 habitaciones es con muebles antiguos y camas con dosel. El desayuno aquí es un festín digno de la realeza, el kipper (pescado) a la parrilla con mantequilla de limón es uno de los deleites estelares.  

Esta propiedad cuenta con un campo de golf a un kilómetro y por si esto fuera poco, a lo largo del año se celebran diversos eventos destacando en abril el espectáculo de color, cortesía de los 7 mil  bulbos que florecen durante el festival de los tulipanes. También se le invita a la clientela a que practique el tiro con arco, muy usual de su época. Las habitaciones en este lugar se pueden conseguir desde los 160 dólares por noche. 

Si sus ambiciones son mayores y está planeando algo especial, le puedo mencionar  también la opción de reservar un castillo para hacer su propia fiesta privada. Eso si, le exigiría me invite y las opciones son las siguientes: 

A)El Castillo de Aldourie, Inverness es ideal para grupos grandes y se encuentra ubicado a la orilla del lago Ness. Este lugar cuenta con espacios comunes amplios y para 26 personas.  Si lo desea, se puede rentar desde 25 mil dólares la noche.

B)El Castillo de Borthwick, Gorebrige se remonta al siglo XV y fue visitado por la reina de los escoceses. En la actualidad tiene un gran salón para banquetes y 27 huéspedes le salen desde $9300 dolares la noche. 

C)Finalmente le menciono el Castillo de Crom, Fermanagh donde los condes de Earne han llamado a este lugar su casa por más de 350 años. Lo puede hacer suyo por un fin de semana y preparar una agradable fiesta medieval. Doce huéspedes le salen por noche en $1500 dólares. 

Como verá todas las opciones son un ganga y si tiene presupuesto, los XV años de su hija, aniversario de bodas o cualquier ocasión especial la puede hacer tan mágica como quiera. La cosa está en que si le gustan los lujos, puede tener a su alcance una verdadera vida de rey. Y como le comenté anteriormente, si se anima a festejarse de esta manera por leer mi columna, el compromiso entre nosotros es que me invite.

Hasta la próxima.