×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Auxilia la Casa del Migrante a casi 70 mil personas necesitadas
César Orta
~
16 de Diciembre del 2017 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Con el apoyo de voluntarios se alimenta a los más necesitados.

Más de 69 mil 300 personas han sido alimentadas gracias a la generosidad de más de 900 voluntarios que integran las redes del proyecto del Centro Integral de Movilidad, mejor conocida como la Casa del Migrante.

Este proyecto que encabeza la Diócesis de Zacatecas aún no se encuentra en operaciones y aun así ya ha dado resultados debido a las redes de apoyo que se han integrado a través de voluntarios católicos.

El padre Daniel Osvaldo Ayala Talamantes, detalló que actualmente el edificio que albergará dicho centro, se encuentra en la tercera fase de cinco, la cual se pretende concluir hasta febrero del próximo año.

La tercera fase contempla la construcción de un área administrativa y dormitorios, que se sumaría a la cocina y comedor que ya existen; al concluir estos trabajos el Centro pudiera estar ya en funcionamiento y albergar a migrantes nacionales, locales e internacionales, toda vez que ya se atienden a centroamericanos que pasan por la entidad.

De momento se han integrado redes que dan de comer a migrantes y personas en el Hospital de la Mujer y el Hospital General de Zacatecas.

Estas redes han crecido de manera considerable ya que detener 19 redes con 380 voluntarios en el mes de junio, en noviembre este número ya había crecido a 30 redes con 900 voluntarios en total.

Este grupo de personas se encargan de preparar y repartir alimentos a personas necesitadas, acompañados de dos religiosas del Centro de Integral de Movilidad.

El esquema de ayuda se ha convertido en un modelo a nivel nacional que pretende ser replicado en las 65 casas de migrantes que ya existen en todo el país y que coordinan diferentes diócesis católicas.

Daniel Anaya Talamantes, comentó que la iglesia no ha comprado un solo bolillo para estos alimentos, ya que son los propios voluntarios los que se encargan de eso y la iglesia apoya en la logística y el transporte.