×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Iniciarán los trabajos en el centro sin cerrar las calles

Noé Marín
~
05 de Enero del 2018 10:57 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Autoridades y comerciantes acordaron que no habrá cierre de calles en el centro.
Miguel Alvarado / Autoridades y comerciantes acordaron que no habrá cierre de calles en el centro.

Luego de llegar a un acuerdo con comerciantes del Centro Histórico, el ayuntamiento de la capital retiró la maquinaria pesada de la avenida Hidalgo para adelantar los trabajos en Tacuba; no habrá cierre de calles y se ampliará el plazo del proyecto.

Después la expectativa sobre el seguimiento de la obra para renovación de la bóveda del Centro Histórico, autoridades y comerciantes llegaron a un acuerdo sobre los periodos, la forma y cierre de carriles en los trabajos.

Judit Guerrero López, presidenta municipal de la capital, aceptó retirar la maquinaria pesada de la avenida Hidalgo, pero no detener los trabajos con la excavación de un metro cuadrado enfrente de los portales para restaurar las partes más frágiles.

“Retiramos la maquinaria para no interferir la movilidad en la espera de que nos permitan empezar Tacuba, pero en Hidalgo empezaríamos unos trabajos menores”, dijo.  

Con esta modificación, explicó, las obras en la calle Tacuba deberán iniciar de forma inmediata, debido a los periodos que estableció el Fondo Nacional para las Cultura y las Artes en la entrega del recurso.

Señaló que ahora se deberá ver las posibilidades de la constructora de cambiar de vialidad y avisar a los comerciantes de esta avenida sobre el adelanto de los trabajos.

En el caso del recurso que se tiene para la avenida Hidalgo, informó que el ayuntamiento solicitará una ampliación para los trabajo, con lo que aumentará de tres a seis meses la obra en dicha calle.

En ambas vías, agregó, no se cerrará las calles a la circulación de los autos y solo se restringirá el paso parcialmente,  debido a las posibles afectaciones a los comercios. 

Tras la preocupación de los comerciantes de que se pongan en riesgo los edificios por los trabajos, la presidenta dijo que habrá una supervisión permanente de la Junta de Monumentos y el Instituto Nacional de Antropología e Historia del proyecto.

En la reunión también se acordó dar seguimiento del fondo para los comerciantes  afectados por la obra, que deberá ser aprobado y entregado por el Gobierno del Estado, así como realizar reuniones periódicas para ver los avances del proyecto.