Nomofobia 
×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Reflexiones
Nomofobia
Isabel Orendain
~
19 de Enero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / La adicción al celular nos hace perdernos de la realidad.

Ahora que acaban de pasar estas fiestas navideñas, me di cuenta de que con el ritmo de la vida que tenemos y con tantas distracciones que tenemos, cada vez disfrutamos menos los sucesos y las fiestas. 

Esto es principalmente por tanta información que recibimos, no vivimos el momento, nos llegan tantos mensajes por el celular, tantos videos que se nos va saturando la mente y no queremos ya ver nada y se nos llegan a pasar cosas que en realidad son importantes.

Esto nos pasó en estas fiestas, pero es tanta la saturación de mensajes que el otro día platicando con un amigo me dijo que a su celular le llegan, por muchos chats, tantas fotos  de mujeres hermosas que ya ni siquiera le da gusto y emoción verlas. 

Lo que yo he reflexionado a lo largo de estos años es que en la historia del mundo somos la primera generación con estas herramientas y realmente no sabemos cómo usarlas, y no estamos dimensionando  el daño tan fuerte que nos estamos causando.

Hay que reflexionar y quitarnos esta adicción tanto para mandar mensajes como para usar el celular, hay que de verdad usarlo para lo que se hizo qué es para comunicarnos en caso de alguna emergencia, no ocupándolo todo el día.

Ya hasta hay una palabra par esta adicción al celular, se le llama: nomofobia. 
Dicen las estadísticas que los adolescentes no dejan pasar 20 segundos sin ver su celular, y no solo ellos, también los adultos.

Yo personalmente tengo una amiga que es totalmente adicta al celular y eso que se supone que es una mujer madura y responsable, lo peor es que dice que se siente desamparada sin el celular.

El daño del celular es tanto físico como psicológico, hay muchas formas para ir quitando está adiccion  entre nosotros y entre nuestros hijos y es, entre otras, ponernos horarios para usarlo.

Revisarlo solo tres veces al día, no darles el celular a niños menores de 13-14 años, apagarlo después de las 9 de la noche, no llevarlo a la mesa cuando estemos en nuestras comidas y muchas otras formas más.