×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Metieron a Only Citizen al lodazal tricolor
Alejo Garmendia 19-01-2018 05:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / The Good Wife y El Bronco aún no están en la pista.

¡Ay, Poseidón, dios de los caballos, ni cómo ayudarles!

Cómo se les ocurre a los caballerangos de la Tricolor meter a Only Citizen al lodazal de esa cuadra; cómo se les ocurre aventar al caballo de frente a la oleada de lodo que viene bajando del Hipódromo Chihuahuense y que tiene hundidos a los mejores ejemplares Tricolores.

La cuadra modificó su reglamento para poner en la pista a un caballo que no nació ahí, que no fue alimentado por las pasturas tricolores, que no fue domado ni entrenado por caballerangos tricolores. A pesar de todo, lo inscribieron en el Stud Book tricolor.

Se sabía desde el principio que el ejemplar no corre bien en pistas lodosas y lo primero que hacen es meterlo de lleno al lodo que tiene contaminada esa cuadra.

Es verdad que la carrera aún no comienza y que hoy vemos entrenamientos y galopes para mostrarse a la afición, para alentar a los aficionados a participar, para que las cuadras afinen sus estrategias.

Pero no se vale que a las primeras de cambio echen a perder al caballo.

En las mediciones de los tiempos se observa que Only Citizen anda en tercer lugar. ¿Y si ahí que queda? No porque el ejemplar no sirva, sino porque los caballerangos lo manejan mal.

Urgen cambios urgentes antes de que el caballo esté en el arrancadero, porque la verdad es que la cuadra Tricolor puede sufrir una derrota histórica, más grave que la del Handicap Presidencial del 2000 cuando los arrasó Crazy Fox, aquel caballote que corrió con los colores de la cuadra Albiceleste.

Hablando precisamente de esta cuadra, ya supimos los antecedentes de The Ambitious Blue, el caballo que a coces y mordidas se metió en la carrera con los colores de la cuadra Albiceleste.

En un poni, desde luego, pero asombra su coraje y su bravura. Pues, bueno: los antecedentes más remotos de este caballo están en el Tarpán, un equino sobre el que hay muchas discusiones pero que a fin de cuentas se cree que en la actualidad todos los genes están en el Exmoor, un caballo primitivo, semisalvaje, de enorme bravura y casi indomable.

Por eso The Ambitious Blue se comporta así, por eso tiene tantos ímpetus, por eso nunca se da por vencido y por eso en la medición extraoficial de los tiempos anda en segundo lugar con acelerones repentinos.

Como quiera que se dé la carrera, The Ambitious Blue va estar en la recta final y con serias posibilidades de triunfo.

Necesita atemperar su carácter, obedecer a la rienda para no asustar a los aficionados porque, hasta ahorita, su principal logro ha sido que Indestructible Peje parezca un verdadero caballo de silla.

Lo recomendable es que le pongan un freno con un puente alto, con patas largas y que lo manejen con un bajador que lo obligue a obedecer, a pararse cuando se le llama a dar lados, a cejar. Es decir: que se vea que puede tener rienda, porque esos caballos desbocados ya se han visto en el Hipódromo Nacional y provocan miedo en las tribunas.

The Ambitious Blue es un buen caballo de carrera, si logran disciplinarlo y que no se vea tan sobrado.

Con su paso no muy rápido pero muy constante, completa ya 18 años en la pista, Indestructible Peje es el único que ya oficialmente será quien corra por las cuadras Morena y la de los Trabajadores.

El caballo tiene enorme experiencia en las pistas y hoy por hoy es el que trae los mejores tiempos y el que más entusiasmo produce en las tribunas. Una buena parte del Hipódromo Nacional se ha vuelto moreno y quiere que este caballo gane.

Puede ser que vuelva a maromear, como le ha pasado en la recta final de los dos últimos Handicap, y que todo se quede en un sueño. Pero también es posible que siga levantando entusiasmo y que termine arrasando.

Indestructible Peje sabe que esta es su última carrera. No tendrá edad ni condiciones físicas para correr otra y se cuida mucho para no cometer errores; pero no se puede olvidar que es un caballo mal domado, que le perjudica la compañía de la yegua La Impunidá y que le da por desbocarse en la recta final. 

El calendario de la competencia marca claramente que estamos en periódico de calentamiento, Pre carrera, como en leguaje hípico le denominan en el Instituto Nacional Equino, el INE.

Los caballos arrancarán oficialmente a mediados de febrero, pero las posiciones ahorita las encabeza Indestructible Peje; le sigue The Ambitious Blue y al final corre Only Citizen.

The Good Wife y El Bronco aún no están en la pista.