×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Baja producción de durazno y prefieren ciruela
Silvia Vanegas 20-01-2018 05:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Silvia Vanegas / Se destacó que donaran plantas de durazno ya que los cultivos de ciruela ganaron terreno a los de durazno.

Jerez dejó de ser uno de los productores más fuertes de durazno en el Estado, el abandono de las huertas y las dificultades para la comercialización de la fruta propició que de 20 mil hectáreas de huertos únicamente se cuente con mil 750 hectáreas. 

El titular del departamento agropecuario Ricardo Estrada, atribuyó la baja en la producción a que los cultivos eran de un durazno criollo que se cosechaba en el mismo mes y su comercialización era difícil, aun así el producto interno bruto se regía pro la producción de durazno.

 A esto se suma que muchos productores plantaban las huertas y las dejaban sin atención, motivo por el que los árboles se enfermaron, además muchas de las huertas se plantaron en terrenos no aptos para el cultivo.

 Las heladas tardías la falta de selección  de variedades mejoradas, las plantas se obtenían de hueso de desechos sin que se debiera un mejoramiento genético, por lo que se perdieron muchas huertas.

 Dijo  que el año pasado se donaron 17 mil 500 plantas y 32 mil más con un subsidio participaron los productores, gobierno del Estado y municipio con el 33 % del costo de la planta.

Para este año se programa más entrega de planta, peor las reglas de operación cambiaron ahora pagaran el 50% los productores y el resto en partes iguales entre el municipio y el Estado, el costo de las plantas se estima se cotizará entre 9.50 a 10 pesos.

En 2017 se cosecharon un aproximado a 40 mil toneladas  y el costo por kilo osciló entre 12 a 13 pesos kilo, mientras que en la década de los 90 cuando fue el declive este fruto ya no tenía precio y muchos productores se lo daban de comer al ganado, pues recibían hasta un peso por kilo.

El gobierno municipal este año realizó un convenio con una comercializadora en Irapuato Guanajuato y se normó el precio y  quienes comercializaron su producto  en la parte alta de la sierra  con   los acaparadores o coyotes lo vendieron al mismo precio.

Nuevos cultivos y desaparecidos

Pese a que la producción de durazno disminuyó de forma drástica, muchos de los productores optan por la producción de ciruelo y está en la actualidad es de 600 hectáreas y hace un año únicamente existían huertos de este fruto en la comunidad de los Haro de un solo productor.

La producción por hectárea es de 3 toneladas, por lo que muchos productores están optando por la instalación de estos huertos que hasta hace unas décadas no se contaba con dicha producción.

Otros de los frutales que se perdieron o están por perderse son los manzanos y los chabacanos, explicó Estrada que de ser Jerez un importante productor de manzana únicamente cuenta con 300 hectáreas, los que no están atendidos adecuadamente.

Las huertas se localizan el Cieneguita de Fernández, los García, Villa Hermosa, pero su manejo no es adecuado y después de años en otras décadas de exportar este fruto, su producción bajo de 700 a 300 hectáreas.

 En lo que corresponde al chabacano, este dijo es un cultivo que ya no se da en el municipio, en la actualidad no existe ni una sola huerta comercializadora de chabacano.

Este fruto se daba en la región del El Cargadero y también fue una importante derrama económica para  el municipio y se está tratando de recuperar con planta mejorada que tenga producción en meses que no se afecte por las heladas.

Ovinocultura un mercado virgen 

 El municipio se estima que se cuenta con más de 5 mil cabezas de ganado  que se concentran entre 6 o 7 productores, pero los agricultores ya están retomando esta actividad porque ven que es negocio.

 Los productores de frijol, maíz y chile están cambiando su actividad por la crianza de ovinos, ya que existe mucha demanda de esta carne en mercados como  son los estados de México, Hidalgo, Jalisco y Nuevo León.

 La el ganado que sale es insuficiente para abastecer esos mercados por lo cual se está tornado en un negocio redituable para los agricultores  que dejaron  los cultivos para dedicarse a la crianza de ganado ovinos y caprinos.