×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Las muertes más recordadas en la historia del cine
Daniel Torres 23-01-2018 05:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / Las películas nos han regalado momentos inolvidables

Han sido muchas las muertes en la pantalla grande que han creado desde un nudo en la garganta en los espectadores, hasta un mar de lágrimas. Las siguientes escenas pertenecen a cintas filmadas de 1990 a la fecha, pero si por alguna extraña razón no las has visto, te advertimos que en este texto hay un alto contenido de spoilers.

Forrest Gump (1994)

Muerte: Jenny Curran

Jenny Curran es sin duda uno de los personajes más odiados de Hollywood, debido a que era mucho más astuta que el personaje encarnado por Tom Hanks, que siempre estuvo a su merced.
Se conocen desde pequeños, se separan, se vuelven a encontrar una y otra vez en lo que ella pasa de ser hippie a camarera y a una madre responsable, hasta que decide enterar a Gump de que tiene un hijo cuando el niño ya es algo grande.

Finalmente la vida le da y le quita nuevamente, pues se casa con el amor de su vida pero ella muere a causa de un virus entonces desconocido, la despedida de Gump sobre la tumba de Jenny es una emblemática escena del cine estadounidense.

Harry Potter y las reliquias de la muerte parte 1 (2010)

Muerte: Dobby 

Si había un personaje tierno y noble en esta famosa saga de magos era Dobby, un elfo que nació para servir a sus amos y que podría ser liberado con la sencilla acción de otorgarle un calcetín y además ser su nuevo amo.

En la penúltima entrega de la saga, la malvada Bellatrix Lestrange lo asesina con una daga y justo antes de morir le dice a su amo, Potter, que fue el mejor de todos.

Up, una aventura de altura (2009)

Muerte: Ellie 

No es la primera vez que Disney nos hace llorar en los primeros minutos de una película, para muestra Bamby y Dumbo.

En 2010 lo volvió a hacer cuando le quita a Carl a su amada Ellie, tras una vida juntos el protagonista decide armar una aeronave con su propia casa y miles de globos para cumplir el sueño de conocer las Cataratas del Paraíso.

Titanic (1997)

Muerte: Jack Dawson

Más de 20 años han pasado y los espectadores aún no perdonan que Rose no haya hecho un espacio para Jack en la puerta donde naufragaron en el Océano Atlántico, tras el hundimiento del Titanic.

Tal vez fue la química que hubo en la rápida e intensa historia de amor de los protagonistas, lo que hizo de la muerte de Jack una de las más recordadas en la historia del cine.

Siempre a tu lado (2009)

Muerte: Hachiko y Parker Wilson 

La adaptación cinematográfica le dio a los amantes del cine dos factores clave para llorar y llorar: un perro fiel y la muerte de su amo.

Parker Wilson es un profesor que adopta a Hachiko y que a pesar de nunca realizar actividades cotidianas de un perro siempre le acompaña a la estación donde toma su transporte para el trabajo.

Tras un paro cardiaco fulminante, el perro nunca pierde la esperanza de ver regresar a su amo quien nunca lo hizo después de aquel fatídico infarto.

El niño con el pijama de rayas (2008)

Muerte: Bruno y Shmuel

La historia narra la incondicional e inocente amistad de dos niños separados por las creencias de sus padres y por una reja que nunca les impide comunicarse y crear un lazo afectivo.

Bruno identifica a Shmuel como el niño con el pijama de rayas sin saber que es un triste uniforme con el que inminentemente perderá la vida.

La historia da un giro cuando los dos protagonistas deciden usar vestimenta igual y Bruno adentrarse al entorno de Shmuel, ambos son arrastrados por una multitud a una cámara de gas y el final ya es historia.

La pasión de Cristo (2004)

 Muerte: Jesús de Nazaret

Esta es una de esas cintas donde ya todos sabíamos quién iba a morir y fue La Biblia la culpable del gran spoiler.

Pero fue la dirección de Mel Gibson y la actuación de James Caviezel los elementos que hicieron de ese deceso uno de los más explícitos y sentimentales del cine, incluso Juan Pablo II calificó a la cinta como “algo similar a lo que realmente vivió Cristo”.