×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Recreo

En Chihuahua se abrió la caja de pandora

J. Luis Medina Lizalde
~
25 de Enero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El próximo domingo 28 de enero la caravana encabezada por el Gobernador de Chihuahua  realizará  un acto en algún espacio de Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas; Javier Corral Moviliza a la opinión pública en pos de dos objetivos explícitos: captura y extradición  de su antecesor en el cargo, César Duarte y la entrega de parte de la Secretaría de Hacienda de varios cientos millones de pesos retenidos con obvias motivaciones facciosas.

Diversos medios de comunicación han reportado a César Duarte disfrutando de una vida tranquila y sin ocultarse, durante más de un año ha quedado de manifiesto que goza de protección del Gobierno de Peña Nieto y  del de los Estados Unidos, inclusive ahora que la presión del gobernador   ha forzado una solicitud de extradición, es notoria la intención de facilitarle a Duarte las condiciones para no ser encontrado y detenido, pues en contra de lo acostumbrado, el anuncio más bien parece una amigable alerta para que se ponga lejos de la autoridad,  ¿Cual es la razón de esta protección? Ahora  podemos decir que la misma que de manera descarada recibe  Andrés Lozoya  Austin,  pues ambos están en el ojo del huracán acusados de conductas susceptibles de ser calificadas como altamente delictuosas en las que “embarran a la cúpula política del PRI y del  gobierno de Peña Nieto.

Lozoya es señalado como receptor de sobornos  de millones de dólares de la trasnacional Brasileña Odebrechet,  cuando cumplía la tarea de recaudar fondos para la campaña presidencial del PRI para llevar a los Pinos a Peña Nieto  y el tesorero de Duarte, en esos momentos en prisión dio testimonio judicial de la triangulación de recursos  mediante empresas fantasmas  y señalado a Alejandro Gutiérrez, Secretario General Adjunto del PRI liderado por Manlio Fabio Beltrones.

 

Engarrótese ahí, Malio Fabio

En estos momentos el poderoso empresario  y político socio de Carlos Slim está en prisión y Manlio Fabio Beltrones, hechura del más  famoso policía político, Fernando Gutiérrez Barrios  e implacable operador del desafuero de Andrés Manuel López Obrador, se encuentra amparado ante la  posibilidad de ser aprendido.

Hay que hacer una distinción entre el proceso del extesorero del gobierno de Chihuahua que con sus declaraciones dio pié a la detención del Alejandro Gutiérrez y la publicación de las mismas, varios meses después de vertidas, por el Diario Reforma,  si el juicio contra este individuo es consecuencia de la decisión de Corral de no permitir la impunidad del gobierno antecesor, la publicación de su testimonio judicial es considerado por algunos mal pensados como jugada del gobierno de Peña Nieto para darle un contundente “estate quieto”  a Beltrones, quien  ha dado señales muy claras de ser de los que no ven a Meade como alternativa, sus ausencias en momentos  de gran simbolismo en el ritual de ungimiento y su mensaje político al aparecer compartiendo el pan y la sal con Ricardo Monreal,  cuando éste había anunciado su permanencia en Morena  produjeron inquietud en la medida que se empezó a hablar de sustitución del candidato “que no levanta”.

Si  la filtración fue jugada de los Pinos  hubiera sido perfecta salvo por una variable no considerada: la personalidad de Javier Corral Jurado,  cualquier otro gobernador actual, de cualquier partido, habría convenido con el gobierno federal y le habría sacado provecho a la coyuntura, basta ver el cobarde abandono de los propios gobernadores panistas que servilmente declaran que a sus entidades Hacienda las trata bien.

Javier Corral  es  heterodoxo, su mejor prestigio lo forja  como crítico severo de la manipulación mediática,  su perfil no corresponde al  panista clásico, disentir se le da y la firmeza de sus definiciones políticas las sostiene contra viento y marea.

 

Nada o se ahoga

Una vez repuesto de la sorpresa  de la filtración de Reforma  que le hizo enviar un Twitter de deslinde nervioso,   se echó para delante y  entendió  que no hay marcha atrás a la vista.

El próximo domingo Javier Corral estará en una entidad dónde la operación político electoral para que el PRI regresara al gobierno del estado corrió por cuenta de Humberto Moreira, quien destinó mucho dinero y comisionó a funcionarios como Juan José Yañez, Fiscal Jurídico y de profesionalización de Coahuila para que condujera la “operación” de la que hay registros periodísticos el 4 de Julio de 2010, víspera de la jornada electoral de la que emergió triunfante Miguel Alonso.

La Fedpade, al decidir atraer el caso en cuanto al dinero desviado a campañas electorales tendrá que dar cuenta de cuantos estados hicieron lo mismo y en cuantas entidades  se usó ese dinero robado a la ciudadanía  en las elecciones de 2016, Zacatecas incluido.

Nos encontramos el lunes en El Recreo.