×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Temor a ya sabes quién
Rafael Flores Mendoza 26-01-2018 05:00 hrs

Compartir

×


Compartir



Liga Corta




Desde hace más de una década, cada período electoral recibimos alertas de peligrosidad de un personaje político tan polémico como nadie más. Y me refiero amigo lector, a “ya sabes quién”.

Me pregunto: ¿Son temores fundamentados? ¿Hay razón en tener tanta preocupación por la posibilidad de que ya sabes quién llegue a la presidencia? ¿O nos encontramos ante una guerra sucia transexenal, una cacería de brujas, una crucifixión del verdadero mesías que todos anhelamos?

Hagamos un ejercicio retrospectivo para responder estos cuestionamientos: El líder en cuestión demuestra una personalidad con tendencias impositivas y dictatoriales. En cada uno de los partidos políticos que militó, y de los cuales ha desertado, buscó incesablemente la posición de mayor influencia posible para colocarse en el mejor modo de conducirlos a su voluntad. ¿Cuál es el punto de coincidencia en estos escenarios? Abandona la causa cuando la causa ya no le favorece. 

Segundo ejercicio: Indicios de megalomanía descontrolada corroborados con un acto público de falsa legitimización de la voluntad electoral al declararse jefe de un gobierno alterno, no así de una nación alterna, se trataba a fin de cuentas del mismo México, al cual no gobernó, en el cual no generó ningún cambio positivo. ¿Y con qué recursos realizó tal despliegue de narcisismo? No nos ha quedado claro jamás.

Tercer ejercicio: La estrategias de manipulación psicológica y espiritual de las que se vale para obtener el favor de las masas. Resulta obvio el hecho de que su equipo se quebró la cabeza para generar el nombre de su asociación civil, que más tarde se convirtiera en partido político:

MOvimiento de REgeneración NAcional. MO-RE-NA ¿se identifica por allí alguna analogía con la figura más representativa de la religiosidad mexicana? y ¿qué podemos decir sobre la naturaleza purificadora que ostenta su organización, con prácticas que bien podrían definir las de una secta?

Todo aquél corrupto individuo que se arrepienta de haber formado parte de la mafia del poder y vuelva su vista hacia la luz de su movimiento conocerá invariablemente la redención de su magnánimo liderazgo.