×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Comunicar para ganar
Juan Francisco del Real Sánchez
~
08 de Febrero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La industria de la comunicación es una pieza clave para cualquier ámbito de la vida cotidiana, ya sea en el desarrollo cultural, económico, pero sobre todo del político, es una herramienta que se basa en proyectar, informar y ganar campañas, en la que es necesaria la continua retroalimentación en las formas que se comunica el ciudadano, siempre atentos y abiertos al cambio, a las nuevas formas de comunicación, es algo que la transformación tecnológica exige, avanzar, innovar, creando estrategias concretas para personas concretas, dominando el intercambio de mensajes e información, específicamente, con adaptaciones lógicas, con un lenguaje cada vez más cambiante, adaptándose al entorno en el que se mueve y de qué manera se vincula directamente con la sociedad a la que se quiere llegar y comunicar. 

La realidad es que los dirigentes políticos tienen que estar conscientes, saber utilizar las herramientas actuales, dar una lucha digna contra el detrimento de los partidos políticos, la guerra sucia y la diversificación de la opinión pública, sin dejar de consolidar su legitimidad política, esto solo se logra comunicando de una manera real, eficaz, eficiente  y fundamentada, revolucionando relaciones ciudadano electorales y políticas. 

Transitamos un tiempo histórico, en donde el éxito de la persona no se logra solo con tener carisma, es necesario llenar las expectativas de los ciudadanos que cada vez son más altas gracias a la fluidez de la comunicación actual, obligándonos a adaptarnos a nuevos estilos y herramientas.

Obligándonos a segmentar y sectorizar a la misma sociedad para diversificar la información adecuándola a las nuevas necesidades de las diferentes personas. 

El verdadero desafío implica retomar la historia, las tradiciones, tomar lo mejor del arte de hacer política, entendiendo que existen y son reales las batallas comunicacionales, intentando recomponer esa credibilidad descuidada, esto solo se logra fusionando las nuevas formas de comunicación tecnológica con el conocimiento de la escuela política, construyendo, pero sobre todo diversificando un poder sustentable, apegado más a las necesidades del ciudadano, logrando un vínculo con el lider político, encontrando soluciones con el fin de mejorar la actualidad.