×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



El Recreo
Balance de una etapa
J. Luis Medina Lizalde
~
12 de Febrero del 2018 09:30 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cuando los mexicanos nos  encaminamos a decidir con nuestro voto el rumbo del país, es oportuno resaltar que como nunca antes en la historia tenemos la oportunidad de recibir información, contrastarla, verificarla, y refutarla, matizarla o reafirmarla.

Las formas tradicionales de la manipulación si bien no han entrado en desuso del todo, han perdido su eficacia al grado tal que el periodismo falsificador de los hechos en vez de inspirar la indignación como reacción,  ponen a sus  practicantes en situaciones de comicidad involuntaria que hace las delicias de los adictos a las redes.

Las páginas falsas, los bots  y todos aquellos recursos de la bajeza moral tecnológicamente actualizada son igualmente inefectivos, el anonimato de los cobardes  y la catadura moral de los que dan la cara para reproducir estos bots  y páginas anónimas solo cosechan desprecio  de una sociedad que anida ideologías contrapuestas  a las que respeta cuando sus portadores  la asumen con honor. Con tal contexto, un balance siempre inacabado de la etapa que concluye el 11 de Febrero  dando paso al bajo perfil  público  de los candidatos  presidenciales arroja lo siguiente:

A) Queda aniquilado el mito de los independientes.  La compra de firmas  puso en evidencia  la manipulación de la insatisfacción con el sistema partidista en pro de propuestas egocéntricas (el patético ”Bronco” como ejemplo)  que hacen su “ronchita” para venderse en el tramo final al que mejor retribuya sus servicios, dicho sea  sin menoscabo de expresiones ciudadanas auténticas como la de Mary Chuy  y algunas otras.

B) Conforme a los  monitoreos de la UNAM  sobresalen dos datos positivos del comportamiento del periodismo informativo: la mayor parte de las notas informativas no editorializan para sesgar la información, es decir no meten opinión de contrabando  y hay un progreso sin precedente  de equidad informativa  en elecciones.

C) La preferencia del elector es de arriba hacia abajo en altísima medida, es decir, a partir de su definición por la Presidencia de la República el ciudadano otorgará su voto para los otros cargos en disputa y no viceversa.

 

Positivos y negativos de cada quién

D) Las fuentes primarias de positivos y negativos son: Andrés Manuel López Obrador, positivos: su desempeño como jefe de gobierno, sus propuestas alternativas, su  lucha anti sistémica  con su reconocida honestidad. Negativos: su tono confrontador, algunos de sus aliados percibidos como la negación de su visión. Ricardo Anaya Cortés positivos discurso adaptable al auditorio, su prestigio como legislador, su eficacia frente a sus adversarios internos.  Negativos: incapacidad para cerrar heridas, incongruencia  al criticar hoy lo que ayer apoyó y viceversa, alianza con adversarios programáticos.

José Antonio Meade Kuribreña, positivos: trayectoria burocrática sin escándalos, prestigio tecnocrático, cordial en el trato. Negativos: candidato de Peña Nieto, los priistas lo perciben externo, los externos lo perciben priista, aguantar callado entre la corrupción que era su deber enfrentar.

E) Además de que los beneficios de las  “reformas  estructurales” nunca llegaron, hoy el auge del crimen organizado afecta a todas las regiones del país y a todos los niveles económicos, los cárteles exigen derecho de piso lo mismo a modestos negocios que a unidades mineras de la mayor importancia, circunstancia que consolida la voluntad de cambio en todas las clases sociales y desde todas las ideologías.

F) La zozobra de dormir con el enemigo ha cambiado de lugar, ya no son las filas opositoras las que se cuidan de la clásica infiltración gubernamental, ahora es el propio partido en el gobierno el que vive la tensión de saber que tiene en casa a emisarios ocultos de filas rivales, además de personalidades políticas, el régimen resiente el giro a la izquierda de amplios segmentos del SNTE, la ruptura interna del PANAL y la rebeldía política del PVEM  respecto a la designación de un candidato priista  en el único estado que gobierna, todo esto prefigura la gestación de un vigoroso voto oculto  desde las áreas en dónde la preferencia electoral carece de seguridades propias de una democracia, que dará contundencia a la probable victoria de la oposición al PRI.

 

Triunfador de precampaña

Es inequívoco que Andrés Manuel López Obrador concluye como puntero indiscutible de la fase de precampaña, que Ricardo Anaya está en un segundo lugar consolidado y que  José Antonio Meade llega anclado en el tercer lugar del arrancadero, es oportuno aventurar una explicación: La  permanente  guerra  sucia contra AMLO  lo vacunó,  lo demuestran las risotadas generadas por las bardas venezolanas y los rusos.

La predicción de que el régimen abandonará al tercer lugar para apoyar al segundo ha instalado en el electorado la convicción de Anaya y Meade  representan los mismos intereses, es decir que el PRIAN no es invención de AMLO.

Nos encontramos el jueves en el Recreo.