×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El 'yo mero' de Meade

Jaime Santoyo Castro
~
12 de Febrero del 2018 10:01 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Se acerca el final de las precampañas; y esta etapa, a mi modo de ver, quien más aventajó fue José Antonio Meade; veamos porqué:

En MORENA no hubo elección interna. Como dueño absoluto del Partido, AMLO se auto ungió candidato y además impuso candidatos con exclusión de quienes no le simpatizaron. ¡Como un verdadero dictador!

Se vio como es: un artista de la mentira y especialista en hacerse víctima de la que él llama la mafia del poder. La sociedad ahora sabe más de él. Fundó un partido nuevo, para que no hubiera un historial que luego le echarán en cara, pensando que con ello se olvidaría su pasado; pero es recordado por el bloqueo de pozos de Pemex o el cierre del Paseo de la Reforma por más de mes y medio, o su relación con “el señor de las ligas”, o sus exabruptos como aquel de “al diablo las instituciones”.

Pero él no cambió: impuso a Abarca, como alcalde de Iguala, relacionado con la desaparición de 43 estudiantes en Ayotzinapa; su amiga Eva Cadena, fue captada recibiendo dinero para su campaña; promete perdón o amnistía para los criminales, y hace promesas y ofrecimientos populistas. La gente ya lo conoce, pues tiene 12 años en campaña: Lo único que la gente no sabe, es de dónde saca recursos para su activismo.

En el PAN sucedió algo similar; Anaya se apropió del Partido y se auto postuló. Sacó la escoba y barrió con todo aquel que no estuviera a su favor y los echó fuera. Ni los ex presidentes de la República ni los ex dirigentes de ese partido lo apoyan. Su alianza con el PRD le restó simpatías de la militancia. Su mayor acierto ha sido el video con la música de MC, sin mayor oferta a la sociedad, pero le ha valido para darse a conocer, aunque carga con una acusación de haber obtenido recursos millonarios al desviar recursos de una fundación con negocios inmobiliarios.

Meade, no era conocido, y ahora se conoce, pues nunca había participado en política partidista. Su trabajo, experiencia, capacidad y honestidad le valieron para ser precandidato y no obstante que trabaja cuesta arriba por el descrédito del PRI, en ese mismo partido hay muchos ciudadanos honrados como él y posee una gran estructura territorial en todos los rincones del país y se ha acercado sembrando la esperanza y la confianza en que va a poner orden y va a reorientar el rumbo de la nación.

Indudablemente es el que mayormente ha crecido,  y lo mejor es que, con su sencillez, amabilidad y don de gente, está propiciando cercanía y eso será elemental en la fase de campaña. Ojalá y se desprenda de algunos lastres que no lo dejan ser él y conduzca su propia campaña. Tiene capacidad, conocimiento, calidad, para ser él quien diga: "Yo mero" puedo dar respuesta a las exigencias de los mexicanos.