×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Hallan muerto a sacerdote zacatecano en circunstancias misteriosas en SLP

Redacción
~
14 de Febrero del 2018 19:51 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El sacerdote fue hallado boca abajo en su habitación rodeado de una mancha de sangre de considerable tamaño.
Imagen / El sacerdote fue hallado boca abajo en su habitación rodeado de una mancha de sangre de considerable tamaño.

SAN LUIS POTOSÍ.-  Este inicio de Cuaresma, se vio opacado por el fallecimiento del sacerdote zacatecano, Raúl Quiñones Arellano de 36 años, quien murió en circunstancias no especificadas en el interior de una recámara en la casa que habitaba en la comunidad de El Barril.

Esta población pertenece al municipio de Villa de Ramos, se localiza en la zona limítrofe con Zacatecas.

El presbítero, originario de Fresnillo oficiaba misas en dicha comunidad que, aunque es parte de SLP, pertenece a la jurisdicción de la Diócesis de Zacatecas.

De acuerdo a lo informado por las autoridades locales, a las 9:20 de la mañana de este miércoles,  la Policía Municipal recibió un reporte de una persona sin vida al interior de una casa de esta demarcación.

Cuando se apersonaron los uniformados en el lugar de los hechos, fueron recibidos por una mujer quien se identificó como María de Jesús, de 47 años, quien dijo ser asistente del párroco hallado sin vida.

Según el reporte oficial, el sacerdote fue hallado boca abajo en su habitación rodeado de una mancha de sangre de considerable tamaño.

Enseguida, los policías procedieron a acordonar la calle a espera del arribo de las instancias ministeriales quienes finalmente se quedaron a cargo de la investigación.

Respecto a las causas exactas de la muerte no fueron especificadas en tanto no concluyera la necropsia de ley, sin embargo, como primera hipótesis, podría tratarse de un paro cardio respiratorio ya que según el personal forense del vecino estado, informó que tenía espuma en la boca.

No obstante, las líneas de investigación quedaron abiertas en tanto avanzan las indagatorias; el cuerpo no presentaba señales de violencia.

Por su parte la Diócesis de Zacatecas, público a través de sus redes sociales, una esquela donde informaban la muerte del presbítero, quien fue ordenado sacerdote en julio del 2013.