×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Elecciones en tiempos no democráticos

José de Jesús Vela Cordero
~
15 de Febrero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




En la entrega anterior revisamos que en la etapa de reconstrucción del régimen y sistema político (1917-1936),  el voto y el proceso electoral constituyeron mecanismos de negociación y control por parte de las autoridades. A pesar de ello, la sola existencia de las figuras jurídicas y democráticas de: voto, elecciones, partidos políticos, jornada electoral, boletas,  y candidatos determinan una parte de nuestro sistema político y su legitimación. Era el camino a la democracia. 

México transitó de un movimiento armado, crisis de poder a la reconstrucción del régimen que represento el establecimiento de poderes regionales encabezados por caudillos y caciques políticos que controlaban los procesos electorales, la elección y designación de quienes ejercerían la representatividad y el poder político. 

Bajo un modelo de elecciones, partidos, acción gubernamental, y control político en el ejercicio del voto, como fue motivar a una sociedad precaria, en su mayoría analfabeta, desigual, rural, para ejercer el voto, votar, participar,  cruzar una boleta, mantener una afluencia en la casilla durante la jornada electoral.  Como sustituir el furor de la revolución por el aprecio de voto y las elecciones?

Ese fue el reto de un sistema político de naturaleza autoritaria y excluyente,  el desafío era como garantizar su permanencia y legitimidad con elementos de democracia y modernidad política. Elecciones. 

Pierra Rosavallon, nos dice: la existencia de elecciones y la afirmación de soberanía del pueblo no conducen automáticamente a la consagración del individuo-elector que conocemos (consentir y elegir no es lo mismo). 

En la etapa de reconstrucción del sistema político y del estado autoritario, los programas sociales como reparto agrario, trabajo, seguridad fueron los elementos que cohesionaron a la sociedad con el régimen, el partido y los candidatos. Estos elementos motivaron la votación en una dinámica de intercambio y transacción.-

Históricamente los procesos electorales no han sido una muestra del arraigo de los principios democráticos, han privado los mecanismos informales de selección y elección del sistema político para generarse los candidatos y la elite del poder. 

Nota. La historia electoral de un régimen y sistema político precario en materia democrática, está determinada por el predominio del clientelismo, la exclusión, el grado de autoritarismo en la selección y movilidad de los actores políticos.