×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Oraciones de Trump, "huecas" si no detiene violencia armada: alcalde de Dallas
Redacción
~
17 de Febrero del 2018 17:22 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía / "Cualquier cosa menor es un perjuicio para las numerosas víctimas de los tiroteos en masa", consideró el alcalde.

DALLAS, TEXAS.- El alcalde de Dallas, Texas, Mike Rawlings, urgió a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, a crear una comisión nacional bipartidista para atender las masacres perpetradas por tiradores.

La declaración se da unos días después de la masacre del Día de San Valentín: el miércoles en una escuela de Florida un joven disparó contra la comunidad escolar y murieron 17 personas.

“Las oraciones y condolencias son apropiadas y necesarias, pero son huecas si su administración no hace nada para detener la violencia armada. Es hora de que los líderes de nuestra nación encabecen y aborden este flagelo de manera integral", escribió Rawlings en una carta enviada al mandatario estadunidense.

"Cualquier cosa menor es un perjuicio para las numerosas víctimas de los tiroteos en masa", consideró el alcalde.

En su misiva, Rawlings pide a Trump que "reúna el coraje" para trabajar con el Congreso para crear una “comisión nacional bipartidista especializada” con expertos en la "aplicación de la ley nacional y local, salud mental, educación, redes sociales, defensores de los derechos de armas y defensores del control de armas".

El alcalde propuso que dicha comisión cree una legislación de seguimiento rápido, en lugar de un mero informe que termine en un estante.

Rawlings, quien envió misivas idénticas a los senadores de Texas, John Cornyn y Ted Cruz, así como a otros miembros del Congreso de Dallas, expuso que porque ya ha sido suficiente "no hacer nada".

El alcalde se mostró escéptico el pasado jueves respecto a que Trump lo escucharía, dado que él es sólo "el alcalde demócrata de Dallas", pero eso no le impidió enviar la carta a la Casa Blanca, en un intento para abordar el tema de los tiroteos que no pueden convertirse en la "nueva normalidad" de Estados Unidos, dijo.