×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Muy noble y leal ciudad: artes y letras del Zacatecas virreinal

La conquista de Zacatecas: una mirada de libertad en 1834

Salvador Lira
~
19 de Febrero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Portada del texto de fray Francisco Frexes.
Cortesía / Portada del texto de fray Francisco Frexes.

Es el siglo 19 un periodo de cambios y disertaciones críticas en México. Apenas en sus primeras dos décadas se generaron visiones encontradas de sendas magnitudes en puntos desde la Cádiz atlántica, hasta los rescoldos más apartados de la entonces América española.

Además, se conformaron nuevas instituciones y agrupaciones que no fue más que el resultado de un ejercicio intelectual, discursivo, político, cultural y económico.  

La suerte de la soberanía, en su denominación de Antiguo Régimen a nuevos Estados Nación, se transformó, a la par de las visiones de la historia y sus usos discursivos.

Si de la emancipación formal al Imperio del Anáhuac en 1821 significó ya una forma inédita de entender tres siglos anteriores, en menos de quince años otras voces manifestaron y explicaron los reasuntos de la Patria y sus oriundos ciudadanos. 

Un ejemplo es Memoria de la conquista de Zacatecas…, escrita por fray Francisco Fexes del Colegio de Nuestra Señora de Guadalupe. El texto salió gracias a la imprenta de Pedro Piña en 1834. En su portada se muestra el grabado de la diosa Atenea, rodeada de laureles y olivos, sosteniendo en su mano izquierda un escudo con el mote “Libertad”.

La mirada de fray Francisco Fexes con respecto al mundo virreinal es la del uso de la Historia como factor de enajenación ideológica. En este caso, su utilidad es la de dar unidad y fuerza a la patria. 

Hay un providencialismo con tintes de ilustración, pues distingue que aunque Dios dio naturaleza de entendimiento a todos los hombres, la mayoría queda sumida en la ignorancia. 

Así observa tanto el pasado prehispánico, como los tres siglos virreinales, que señala ante la conveniencia de los historiadores: 

Si éste fatal sistema se planteó en cuanto a todas las ciencias en común, con la mayor escrupulosidad se siguió en lo que tocaba a la historia. Contradecir a esta verdad, es ignorar los medios que en política han adoptado los conquistadores de todo el mundo. Si se permitió a los americanos la lectura de la historia de su conquista, fue solamente en los autores que adulteraron los hechos, ocultaron otros, y negaron los verdaderos: autores que por una plaza de audiencia, silla de coro o empleo militar, prostituyeron su opinión y su pluma. 

La visión de la Historia de fray Francisco Fexes tiene un amplio provecho. Ante los devaneos de un Francisco García Salinas en los disímiles tiempos de 1834, la proclama de libertad es:

Y la verdad, es cosa dolorosa ver entregados a discreción de la polilla tantos papeles que ahora más que nunca necesitamos traer en la mano para levantar sobre los cimientos sólidos, el edificio de nuestra libertad política. […] Esto entregado a un sabio escritor desocupad de otras atenciones; dotados y reglamentados sus trabajos; darían a la nación y a los estados la mayor firmeza y entusiasmo para defender y asegurar para siempre los derechos e integridad de su patria.

Escritor e investigador