×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Dejan la guayaba por el limón y las hortalizas
Rocío Ramírez
~
21 de Febrero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Rocío Ramírez / La mosca de la fruta es uno de los factores que dificulta la exportación.

JALPA.- Derivado de las fluctuaciones en el precio y de la dificultad para la exportación, productores de guayaba del sur de Zacatecas han optado por abandonar esta actividad para dedicarse a la producción de cultivos más rentables.

José Luis Pinales Regis, coordinador del Distrito VIII de la Secampo, explicó que los productores han migrado al cultivo de hortalizas, pero sobre todo al de limón persa a raíz del éxito que éste ha tenido en municipios como Trinidad García de la Cadena. 

Exportación indirecta

Otro de los factores que ha desincentivado la producción de guayaba es la dificultad para exportarla de forma directa, al grado de que los productores han tenido que establecer alianzas indirectas para vender a mejor precio sus cosechas.

Un ejemplo de ello es Marcos Gutiérrez del municipio de Apozol, quien vende su producción a una empresa de Calvillo, Aguascalientes que exporta a Estados Unidos y recolecta la guayaba en varios municipios. 

Uno de los motivos que hace difícil la exportación e incluso la venta fuera de Zacatecas es la existencia de la mosca de la fruta, ya que aunque personal de la Junta Local de Sanidad Vegetal realiza a lo largo del año campañas contra este insecto, prevalece el problema.

Asimismo, el funcionario reconoció que en los últimos años el panorama para los productores ha sido adverso, debido a que los bajos precios impiden que los productores tengan ganancias; incluso algunas veces han preferido dejar la cosecha en los árboles por ser incosteable su recolección y venta.

El año 2014, por ejemplo, fue crítico para los guayaberos debido al impuesto que se aplicó a las bebidas azucaradas, el cual provocó que la compra de la fruta para uso industrial cayera en un 50% y que los compradores de la misma pasaran de adquirir 35 mil toneladas a solo 17 mil, señaló Ernesto Tiscareño.

Pinales Regis agregó que en el distrito existen tres mil 027 hectárea de guayaba; el municipio con mayor superficie es Jalpa con mil 264 hectáreas, le siguen Apozol con 735 y Tabasco con 517, mientras que otras demarcaciones con superficies menores son Juchipila, Moyahua, Mezquital del Oro, Huanusco, Nochistlán y Apulco.

Recordó que en la década de 1970 ,en el estado, se sembraban más de 6 mil hectáreas de guayaba, sin embargo la producción empezó a decaer debido a que en Michoacán era más barato producirla, lo que hacía que el pecio de venta también fuera más barato; esto hizo, pues, que  los compradores del producto prefirieran adquirir las cosechas a los michoacanos.

Transforman la guayaba para evitar su desperdicio

La constante inestabilidad en el precio de la guayaba ha provocado que se apliquen estrategias  para evitar el desperdicio, tal es el caso de Esther Vargas Martínez, quien hace años inició la transformación de la guayaba excedente  en ate y mermelada.

Vargas Martínez, fundadora y propietaria de la marca Puro Zacatecas, explicó que al inicio solo elaboraban ate y mermelada de guayaba, pero posteriormente introdujeron otros productos como rollos de guayaba combinados con otros productos como cajeta y coco. 

Asimismo, han transformado el producto en rebanadas, licor y han variado la presentación en cubitos con chile de árbol y chamoy.

Estimó que anualmente procesan hasta 55 toneladas de guayaba en 15 diferentes productos.

Prevén producción  de 48 mil toneladas en 2018

En 2017, el precio de la guayaba para el sector industrial alcanzó un promedio de 5 pesos por kilogramo, informó Víctor Manuel Pérez Abando, coordinador de la Campaña Nacional Contra Moscas de la Fruta, establecido en la Junta Local de Sanitad Vegetal del cañón de Juchipila.  

El funcionario dio a conocer que el año anterior se alcanzó una producción de 48 mil 462 toneladas, de las cuales aproximadamente el 75% se destinaron al sector industrial para la elaboración de jugos y néctares, y se espera una producción similar este año.

Pérez Abando explicó que este año se tiene un estimado sobre el valor de la producción el cual asciende a 342 millones 228 mil pesos.

Agregó que en la dependencia a su cargo, tienen registradas un total de 3 mil 011 hectáreas establecidas de este fruto con un padrón de 964 productores.

Cabe destacar que en el mercado local, los precios son variables, pues hay vendedores que  comercializan  la fruta en bolsitas de 10 pesos o el kilo a 30 pesos.