×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



Abierto el consumo de alcohol en callejoneadas
Noé Marín
~
23 de Febrero del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Miguel Alvarado / Autoridades acompañan a las callejoneadas.

Entre excesos, violaciones al reglamento y desorden vial, cada fin de semana se realizan decenas de callejonedas en el Centro Histórico, donde se permite todo tipo de bebidas embriagantes y el consumo en menores de edad.

Desde el 17 de diciembre del 2017, el cabildo del ayuntamiento de la capital aprobó el reglamento de esta celebración, donde se  prohibieron las verbenas y se redujo el consumo de alcohol a máximo 90 mililitros de mezcal por personas.   

Las callejoneadas se dividieron en tres tipos: tradicionales con menos de 100 personas, populares con más de 100 asistentes  y turísticas, en días y eventos específicos; todas son responsabilidad del ayuntamiento.

“En el reglamento queda estipulado que el municipio se encargará de vigilar el cumplimiento de la norma”, dice el comunicado oficial.

Además, se estableció que cada recorrido debe tener un guía turístico que se encargará de crear un trayecto, según los monumentos históricos.

A dos meses de entrar en vigor el nuevo reglamento, Imagen acudió a una callejoneada para ver si se cumplen las normas aprobadas por el cabildo capitalino.  

Pese a estar prohibido,  durante todo el recorrido, los más de 150 estudiantes de la preparatoria cuatro de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) consumieron diversos tipos de bebidas alcohólicas.

La ingesta de alcohol se realizó frente a elementos de la Policía Municipal, quienes dijeron tener indicaciones de solo guiar el recorrido.

La mayoría de los alumnos tenían entre 15 y 17 años de edad, quienes no tenían la presencia de maestros o adultos; tampoco hubo un guía turístico que encabezara el recorrido.

La manera precaria de la celebración provocó que las se llenara de estudiantes las calles por donde pasaban, sin respetar el carril de los automóviles,  por lo que se paralizó la movilización en esa parte del Centro Histórico.

En las diversas paradas que realizaron los estudiantes dejaron un rastro de cartones de cerveza, latas y botellas vacías, vidrios y bolsas de plásticos.

A la par de esta callejoneada se realizaron otras en el Centro Histórico, donde también habíai ingesta de bebidas alcohólicas.