×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Caminero

Por la transformación de México

Bernardo Gutiérrez Navarro
~
09 de Marzo del 2018 10:10 hrs
×


Compartir



Liga Corta




“Hace cinco años iniciamos una nueva era en la construcción de grandes obras y modernos proyectos de ingeniería. Lo hicimos a partir de un principio básico: en el desarrollo de infraestructura” fueron las palabras con las que el presidente Enrique Peña Nieto describió la ruta trazada por el Gobierno de la República por la transformación de México en un país más competitivo y próspero.

En el marco del 29 Congreso Nacional de Ingeniería Civil “Planeación, Ética e Innovación para un Desarrollo Equitativo y Sustentable”, el primer mandatario del país expuso los principios con los que al inicio de su sexenio se impulsó el Programa Nacional de Infraestructura (PNI) más ambicioso de los últimos años que tiene con finalidad aprovechar el potencial de México para convertirlo en una plataforma logística de primer nivel.

Ante profesionales de la ingeniería civil, el presidente dejó de manifiesto que nuestra nación avanza por el camino correcto y que para ello se logró la inclusión de la iniciativa privada en los grandes proyectos, ya que la participación de este sector es fundamental para alcanzar las metas planteadas por este gobierno y cuyos beneficios trascenderán este sexenio y varias generaciones de mexicanos.

Al hablar de infraestructura, destaca la labor de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que, bajo el liderazgo de su titular, Gerardo Ruiz Esparza, ha logrado importantes avances en esta materia.

Es así como, al final de esta Administración, habrán sido construidos cinco mil 500 kilómetros de nuevas autopistas y carreteras y se habrá duplicado la capacidad de los puertos nacionales, al pasar de 260 a 520 millones de toneladas.

Asimismo, se cristalizaron proyectos como el del Tren Interurbano México-Toluca y el Tren Ligero de Guadalajara que transportarán a 84 millones de pasajeros al año y se logró la expansión de la infraestructura aeroportuaria con la renovación de 28 terminales en todo el país, un incremento de 60 por ciento en el número de pasajeros y la apertura de más de mil nuevas rutas nacionales e internacionales.

Esto sin contar el proyecto insignia de esta Administración, que es el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que moverá anualmente a 125 millones de pasajeros y que se perfila como el segundo con mayor número de viajeros a nivel mundial.

Es claro que la prioridad fue conformar un Programa Nacional de Infraestructura moderno y funcional, que respondiera a los retos y necesidades de México a corto, mediano y largo plazo, con obras que abarcan todas las regiones de la república.

No cabe duda de que el camino de la transformación que inició el gobierno del presidente, Enrique Peña Nieto, ha sentado las bases para posicionar aún más a nuestro país en la vía hacia el desarrollo.