×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historia documental de Zacatecas

Desviación del cauce de aguas de mina

María Auxilio Maldonado Romero
~
20 de Marzo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Detalle del plano de Burckard donde viene la mina de San Bernabé, en la serranía de Zacatecas.
Cortesía / Detalle del plano de Burckard donde viene la mina de San Bernabé, en la serranía de Zacatecas.

La contaminación de los mantos acuíferos zacatecanos utilizados para abastecer a la ciudad de agua potable, por causa de la descarga de desagüe de las minas, no es un tema de actualidad, ya que este problema se ha tenido desde tiempos remotos involucrando a las autoridades y a las empresas mineras que se establecen en el estado.

Situación que ha propiciado la negociación permanente entre ambas partes para encontrar la mejor solución, y que afecte lo menos posible a la población y al medio ambiente. Sin que esto signifique una erogación fuerte para la industria en mención.

Dado que las compañías productoras se obligan a establecer un compromiso socialmente responsable por medio de acciones que se relacionan directamente con mejoras al medio ambiente, las vías de comunicación, los servicios públicos, la cultura, entre otros muchos.

Lo anterior se puede constatar con la descripción de la solicitud y respuesta de los siguientes documentos elaborados en 1888, en donde se negocia la realización y el pago de la obra para desviar las aguas de la mina de la presa de San Bernabé: 

“Señor Jefe Político de Zacatecas.
Presente.

El director de la Negociación de la Plata, de la cual soy apoderado, me ha manifestado una boleta de esa Jefatura, en que se le avisa que mañana dará principio la obra para desviar las aguas de la mina de la presa de San Bernabé, y se le advierte que los gastos que se hagan deberá pagarlos la citada negociación. 

El mismo director me encarga manifieste a esa Jefatura, que sin duda por una equivocación, se ha creído que está dispuesto a erogar todo el gasto que demande lo obra referida, pues nunca ha emitido esa idea, en las varias conferencias que ha tenido con el personal de la Jefatura a propósito de la enunciada obra.

Lo que ha dicho en esas conferencias, y ratifica ahora por mi conducto, es que cooperará a los gastos de la misma obra con una cantidad de dinero, pero de ninguna manera con todo el importe, pues no se cree obligado a reportar todo ese gasto; y ayuda a él, en una parte, es porque siempre ha coadyuvado a las empresas de pública utilidad.

Zacatecas, junio 20 de 1888.
Julián Torres.

La Jefatura advirtió al síndico de “La Plata” que se iba a dar principio a la obra para desviar el rumbo de las aguas de esa negociación, para evitar que entraren a la presa de San Bernabé y que los gastos se hicieran por cuenta de la negociación de acuerdo con lo que se le manifestó en esta Jefatura, en razón de creer que la negociación de La Plata está obligada a la reparación de los daños que causó a la ciudad, arrojando aguas nocivas al vaso del agua potable que existía mucho antes de emprenderse el desagüe de La Plata.

Tengo la honra de decirlo a usted, suplicándole lo ponga en conocimiento del referido señor síndico.

Libertad y Constitución.
Zacatecas. Junio 26 de 1888.
M. Torres.
E. Carrillo, secretario.”

AHEZ. Fondo: Jefatura Política.
Serie: Gobierno del Estado.
Caja: 21. Año: 1888.

*Directora del Archivo Histórico del Estado de Zacatecas