×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Christian Villanueva, el poder de un novato mexicano en las Grandes Ligas

Excélsior
~
05 de Abril del 2018 10:50 hrs
×


Compartir



Liga Corta




CIUDAD DE MÉXICO.- El novato Christian Villanueva disparó tres impresionantes vuelacercas y remolcó cinco carreras, Tyson Ross logró la victoria en su regreso a San Diego, y los Padres se convirtieron el martes en el último equipo en ganar su primer juego de 2018 al imponerse 8-4 a los Rockies de Colorado.

El mexicano de 26 años, se une a Hunter Renfroe como los únicos novatos de los Padres en jonronear en tres ocasiones en un mismo partido.

Villanueva, el tercer jugador que comienza en la tercera base en los cinco juegos de San Siego esta temporada, es el séptimo jugador del equipo en conectar tres cuadrangulares.

Debutó en las mayores el 18 de septiembre, coronó su gran noche con un jonrón de tres carreras con dos outs que se fue a aproximadamente 390 pies a la izquierda del venezolano Antonio Senzatela en el séptimo inning. Los dos primeros fueron cuadrangulares solitarios ante el izquierdo Kyle Freeland (0-1).

 

Vinicio Castilla predijo el poder del tapatío

Vinicio Castilla, el máximo jonronero mexicano en Grandes Ligas, advirtió que el poder del tapatío Christian Villanueva, es nato y lo mostraría. No se equivocó.

El martes, en su segundo juego esta campaña, tras jugar 12 el año pasado, conectó tres jonrones e hizo historia. Es el quinto mexicano en lograrlo, pero el primero como novato.

“Es un hombre de poder”, dijo Castilla durante la pretemporada. “Sólo necesitaba la oportunidad, y ahora que ya la tiene va hacer grandes cosas, porque el poder que él tiene es nato, tiene un swing sólido y eso funciona en Grandes Ligas”.

Villanueva es el tercer jugador de la historia con un juego de tres vuelacercas, entre sus primeros 14. En 2015 Jarrett Parker lo logró también en 14, y Bobby Estalella lo hizo en el décimo, en 1997.

Pero el camino no ha sido fácil. A sus 17 años, los Tigres de Quintana Roo lo vendieron a los Rangers de Texas y aunque se proyectó como su noveno mejor prospecto en 2012 lo cambiaron a los Cachorros de Chicago, donde entre las lesiones y el desarrollo de peloteros en su posición como Kris Bryant y Javier Báez lo frenaron. Se volvió agente libre al final del 2016 y después firmó con los Padres de San Diego.

En 2017 pegó 20 jonrones y sumó 86 producidas en Triple A, números que lo llevaron a Padres, donde bateó para .344 con cuatro cuadrangulares en 12 partidos. En el partido de ayer fue tercera base y cuarto bat, pero se fue de 3-0.