×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Sporting de Portugal sale de la crisis tras un motín de sus jugadores

AFP
~
07 de Abril del 2018 17:32 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los jugadores del Sporting de Portugal posan para la foto antes un partido de la Europa League.
AFP / Los jugadores del Sporting de Portugal posan para la foto antes un partido de la Europa League.

Las aguas han vuelto a su cauce este sábado en el Sporting de Portugal: tras las duras críticas de su presidente, varios jugadores habían mostrado públicamente su descontento con el dirigente, que amenazó con suspenderlos antes de, al parecer, volver a entrar en razón la víspera de un importante partido liguero.

En una rueda de prensa previa a este encuentro mucho más corta de lo habitual, el técnico Jorge Jesus intentó poner calma tras 48 de un culebrón que sacudió a toda la galaxia 'sportinguista'.

"Hemos tenido una reunión con el presidente y los jugadores. Lo importante es la libertad que me ha dado el presidente para convocar a los que considere necesarios, voy a llamar a todos los jugadores disponibles físicamente", afrmó el exentrenador del Benfica, gran rival del Sporting.

El técnico también llamó a apoyar al Sporting en el estadio Alvalade el domingo frente al Paços de Ferreira "sin divisiones ya que la pasión es la misma en los jugadores, el presidente y los aficionados".

Pero, ¿bastará para cerrar las cicatrices? El jueves Bruno de Carvalho, presidente de los Leones desde 2013, había mostrado su rabia en las redes sociales tras caer ante el Atlético (2-0) en cuartos de final de la Liga de Campeones.

"En lugar de ser 22 como deseaba, a menudo hemos jugado con nueve, y eso se paga caro", escribió en Facebook.

"Ver graves errores de parte de internacionales y jugadores experimentados, no hizo más que aumentar nuestro sufrimiento", añadió.

Un mensaje que digirió mal la gran mayoría del vestuario y especialmente los internacionales portugueses Rui Patricio y William Carvalho, campeones de Europa en 2016.

Hasta el punto de que la plantilla entrenada por Jorge Jesus, actualmente tercera en el campeonato, cuartofinalista de la Europa League, semifinalista de la Copa de Portugal y vencedora de la edición 2018 de la Copa de la Liga, decidió reaccionar rebelándose en las redes sociales en la tarde del viernes.

- 'Guerra total' -

"Somos el Sporting de Portugal... Sudamos, peleamos y honramos siempre la camiseta que llevamos. ¡No creemos en los jugadores perfectos porque siempre queremos evolucionar!", afirmaron los jugadores en un texto publicado sus cuentas de Instagram y Facebook.

Pero, Bruno de Carvalho reaccionó de manera todavía más virulenta a la acción de los jugadores. "Niños mimados que no respetan nada ni a nadie, en el Sporting de Portugal no vivimos en una república bananera", escribió, asegurando los futbolistas que se quejaron estaban "inmediatamente suspendidos" y que se "enfrentarían a sanciones disciplinarias del club".

Unas posiciones que precipitaron la crisis en el Sporting.

"Revuelta en Alvalade", titulaba Publico, "Choque frontal" decía el Correio da Manha, y "Guerra total", afirmó A Bola que hablaba incluso de una posible dimisión del entrenador Jorge Jésus.

- Una fuerte personalidad -

"No me lo puedo creer, en cuarenta años nunca he visto algo así, es surrealista y creo que la reacción de los jugadores es normal", decía Dias Ferreira, un antiguo dirigente del Sporting en el Diario de Noticias.

A sus 46 años, Bruno de Carvalho cumple su segundo mandato al frente de los Leones, tras haber sido reelegido con el 85% de los votos. Convertido en socio del Sporting en 1986, frecuentó los grupos ultras de la Juventude Leonina y de la Torcida Verde a finales de los años 1980, ganándose el apodo de 'presidente-aficionado'.

Aunque ha sabido enderezar un club que salía de la peor temporada de su historia a su llegada y ponerse firme frente a los fondos de inversión propietarios de jugadores, el dirigente multiplica las críticas contra sus rivales del Benfica y del Oporto.

De natural impulsivo, sufrió una suspensión de seis meses en agosto de 2017 por haber escupido a su homólogo del Arouca, equipo del norte de Portugal, de las afueras de Oporto.

La decisión de suspender a todos los amotinados, finalmente no llevada a cabo, sigue a la tomada esta semana en Grecia por el presidente del Olympiakos que decidió mandar de vacaciones a todos sus jugadores... sin salida de crisis honorable, esta vez.