×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Feria de Jerez 2018

Ayudan al colegio Daniel Márquez con una charreada

José Manuel Pereyra Berumen
~
08 de Abril del 2018 13:45 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Desfilaron en el Lienzo Charro La Colonial de Jerez.
Arlae Correa / Desfilaron en el Lienzo Charro La Colonial de Jerez.
En la terna de ruedo los charros hicieron gala de sus habilidades para lazar a la yegua.
Arlae Correa / En la terna de ruedo los charros hicieron gala de sus habilidades para lazar a la yegua.
Mostraron sus destrezas en el ruedo.
Arlae Correa / Mostraron sus destrezas en el ruedo.
Quieren construir un domo.
Arlae Correa / Quieren construir un domo.
Los caballos, fieles aliados del jinete.
Arlae Correa / Los caballos, fieles aliados del jinete.
El evento se realizó el sábado.
Arlae Correa / El evento se realizó el sábado.

Con la finalidad de obtener recursos para la construcción de un domo en el colegio Daniel Márquez Medina de las religiosas jadilopistas, el lienzo charro La Colonial en conjunto con la sociedad de padres de familia organizaron una gran charreada.

La charreada de lujo tuvo la participación de los equipos Capilla de Guadalupe, Jalisco. La Espuela de Zacatecas y por supuesto los anfitriones La Colonial de Jerez.

El evento comenzó en punto de las 4 de la tarde en donde los equipos desfilaron ante el público acompañados por la escaramuza Charra de Plata.

Después se dio paso a cada una de las suertes, como la cala de caballo, que consiste en  demostrar con la rienda la educación del caballo. 

Al finalizar este, iniciaron los piales, que se trata de lazar una  yegua de los cuartos traseros, hasta detener por completo la carrera del animal. 

Las coleaderos son cuando el novillo es derribado  por medio de la cola en un tramo no mayor a 60 metros. 

Una de las suertes más aplaudidas fue el jineteo de toro,  ya que el cabalgante tiene que quitarle la bravura al toro montarlo en el lomo y evitar caer.

En la terna de ruedo participaron tres charros, lazando uno la cabeza y el otro las patas hasta que lo tumban. 

En la jineteada de yegua el participante tiene que aguantar en el lomo del animal hasta que no repare más.

Después siguieron las manganas a pie y las manganas a caballo, en la primera el charro florea la rienda y laza las manos del caballo en la segunda es lo mismo pero montado desde su caballo.

El paso de la muerte fue otro de los momentos más aplaudidos, pues los competidores saltaron de un caballo manso a una yegua salvaje. 

El evento cerró con la competencia de un charro completo, donde los participantes ejecutaron varias de las suertes anteriores. 

Los ganadores se llevaron la satisfacción de contribuir a una noble causa en pro del colegio.