×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Viajan en camiones obsoletos

Noé Marín
~
09 de Abril del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Autoridades  realizan inspecciones para determinar las condiciones de las unidades.
Archivo / Autoridades realizan inspecciones para determinar las condiciones de las unidades.

Los usuarios del transporte público se trasladan en camiones de modelos obsoletos y que operan con importantes desperfectos mecánicos.

En la ciudad todos los días circulan alrededor de 500 unidades del transporte público en recorridos que pasan por la mayoría de las colonias; donde algunas rutas tienen hasta 30 camiones y otras solo cinco.

Las unidades de algunas rutas como la 2, 4, 5, 7 y 8 son modelos casi obsoletos que datan desde 1985 hasta el 2000, donde la mayoría dejan un fuerte olor a combustible quemado y una capa negra de humo a su paso.

Con los vidrios cuarteados, algunas bancas casi sueltas, focos rotos y suciedad, estas unidades emiten ruidos ensordecedores durante todo el recorrido, derivado del esfuerzo del motor, frenos y los amortiguadores viejos.  

Por las condiciones geográficas de la ciudad, algunas pendientes representan un gran reto para los choferes, debido a que algunos camiones operan con problemas mecánicos en los motores y sistema de frenado.

Un chofer de la ruta 4 dijo que el mayor de desgaste de las unidades ocurre en el trayecto por las colonias La Minera, Lomas Bizantinas  y las dos secciones de Benito Juárez, debido a la inclinación de las calles.

Este problema, comentó, requiere de un mantenimiento contante al motor y  un mayor  desgaste de las llantas, sin contar los daños provocados por los constantes baches en las calles.  

Los camiones de la ruta 2, 4, 14, Tierra y Libertad y Transportes de Guadalupe presentan daños ocasionados por el vandalismo, que dan un mal aspecto al interior, con la rayadura de los vidrios, bancas y paredes de la unidad.

Los camiones más nuevos los tienen las rutas 14, 16 y 17 con modelos del 2000 al 2010; sin embargo, el aumento en la demanda de servicio hizo que metieran en circulación algunas de modelos más antiguos.

Por su parte, algunos usuarios dijeron que, aunque las unidades viejas son un problema, el principal inconveniente con el servicio es la atención de los choferes, quienes no respetan algunas paradas y dan un mal trato a las personas.