×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Militizar la frontera ofende a México

Jaime Santoyo Castro
~
09 de Abril del 2018 15:46 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La doctrina del derecho divino de los reyes se basa en la creencia de que la monarquía es una institución de ordenación divina, y que por ello los reyes son responsables solo ante Dios. La soberanía radica por entero sólo en el monarca, cuyo poder rechaza toda limitación legal.

El concepto moderno de soberanía no encaja en esa creencia, y por ello, quienes se sienten ungidos no aceptan más opiniones o disposiciones que las de ellos.

En ese contexto se encuentra el presidente Trump de los Estados Unidos, que desde su campaña lanzó acusaciones ofensivas contra los mexicanos y los latinoamericanos, llamándonos violadores, asesinos, criminales, y demás linduras. Postuló la idea de construir un muro a lo largo de la frontera de su país con el nuestro, con prepotencia tal, que se atrevió a asegurar que los mexicanos lo pagaríamos.

Recientemente, en plan de dictadorzuelo y provocador, externó su intención de militarizar la frontera con la guardia nacional a resguardar sus límites, y yo me pregunto: ¿qué es lo qué tan celosamente intenta resguardar allá en su fortaleza? ¿Acaso será la libertad? ¿La democracia? ¿La soberanía de las naciones? ¿El respeto a los derechos humanos? ¿La Justicia?  ¿Buscará disminuir el consumo de estupefacientes en su país? ¿O el tráfico de armas de allá para acá? ¿O sus frustraciones por no poder cumplir lo que prometió en campaña? o de plano sólo busca un pretexto para provocar e infundir miedo.

Esta medida exhibe su ignorancia y desprecio por la soberanía y la dignidad de los mexicanos y de los latinoamericanos; pisotea la libertad, la justicia y los derechos humanos y evidencia falta de respeto e imprudencia que no debemos soslayar, pero también debemos reconocer que es el orangután Trump quien nos agrede, y no el pueblo de los Estados Unidos, con quien hemos convivido en armonía y paz.

El presidente Peña Nieto ha respondido en tono respetuoso, pero firme a esta ofensa, y así lo han hecho los candidatos a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y Margarita Zavala, hecho que es de reconocer, porque éste es un llamamiento a la unidad de los mexicanos y los latinoamericanos, y es oportunidad para recordar que nada debe estar por encima de la dignidad de la nación y que este ejercicio de unidad lo podemos practicar en otros muchos temas que a todos los mexicanos nos preocupan por igual, independientemente de nuestras ideologías.