×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Feria de Jerez 2018

Dicen 'adiós' con el tradicional lunes de jarritos

José Manuel Pereyra Berumen
~
10 de Abril del 2018 12:35 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El
Arlae Correa / El "lunes de jarritos" es una de las tradiciones de Jerez y data de hace casi 200 años.
El
Arlae Correa / El "lunes de jarritos" es una de las tradiciones de Jerez y data de hace casi 200 años.
El
Arlae Correa / El "lunes de jarritos" es una de las tradiciones de Jerez y data de hace casi 200 años.
El
Arlae Correa / El "lunes de jarritos" es una de las tradiciones de Jerez y data de hace casi 200 años.
El
Arlae Correa / El "lunes de jarritos" es una de las tradiciones de Jerez y data de hace casi 200 años.
El
Arlae Correa / El "lunes de jarritos" es una de las tradiciones de Jerez y data de hace casi 200 años.

El lunes después del cierre de feria los jerezanos acuden a los puestos de feria para buscar un jarrito y regalarlo con cariño y apreció a familiares y amigos.

Esta tradición data de hace 100 años y se regalan desde el recipiente más sencillo hasta el más elegante.

Muchos de ellos tienen bromas dedicadas para los compadres. Otros, tiene mensajes de alegría o simplemente el nombre de la persona a quién se le regale.

Héctor Manuel Rodríguez Nava, cronista adjunto del municipio y presidente del comité de Pueblos Mágicos, comentó que esta tradición data muy probablemente de la primera Feria de Jerez realizada en 1825, justamente cuando había pasado la guerra de Independencia.

Refiere que la gente estaba sumamente pobre en esa época y al municipio arribaban artesanos de Susticacán para vender ollitas de barro o jarritos.

Y como era difícil que llegaran más vendedores, obsequiaban jarritos a los conocidos casi al término de la Feria de Primavera como símbolo de la unidad.

Es decir: era compartir parte de la fortuna o ganancias de lo que también los jerezanos vendían y que con ese dinero podían comprar el jarrito para darlo con mucho cariño porque a lo mejor en otra época del año no tendrían dinero.