×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historia documental de Zacatecas

El cabildo de Zacatecas establece condiciones para evitar la escasez de vino

María Auxilio Maldonado Romero
~
08 de Mayo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Zacatecas desde el norte.
Cortesía / Zacatecas desde el norte.

Si usted amable lector piensa  que para la ciudad de Zacatecas es un problema la falta de agua le invito a leer el siguiente texto, ya que para la época colonial también la falta de vino era un inconveniente y sí que era grave, más aún el acaparamiento del mismo.

En la ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas el 20 de junio de 1588, se reunió el Cabildo, y expresaron que como consta en las averiguaciones y diligencias hechas sobre la falta de vino en esta ciudad,  manifestaron que no se espera que más venga en cinco o seis meses. 

Para prevenir la escases de tan notable y como a Francisco de Rosales se le hallaron treinta pipas de dicha bebida de las cuales ha vendido por orden del Cabildo, ya una por menudeo.  Quejándose el mismo Rosales de haber tenido mucha merma por venderlo de esa manera.

Por lo anterior el Cabildo  acordó que el dicho Francisco de Rosales no puede pedir más precio que el que ya se le otorgó  y que lo debe vender por menudo en una tienda, poniendo una persona para ello, y será con asistencia de uno de los regidores, los cuales ha de asistir por sus semanas, y que no se pueda vender por arrobas a ninguna persona.

Solo que fuera por urgente causa y con cédula firmada del corregidor y que quede claro que no se puede comercializar de otra manera, porque así con el vino que hay es suficiente  y no habrá escasez como se espera, y mandaron que hasta que el vino que tiene hoy  Francisco de Rosales lo haya acabado de vender al dicho precio, no se pueda vender otro vino ninguno, para que lo demás que hay se guarde para mayor necesidad. 

Sin embargo en otra reunión de Cabildo los señores Alonso de Casas y Francisco de Rosales insistieron  sobre  las peticiones  de  la venta de los vinos que  el dicho Francisco de Rosales por mandado de este Cabildo vende por menudo, como está mandado por el auto de Cabildo antes de éste, y pretender hacerlo por  mayoreo y Alonso de Casas pretende vender los suyos  por haberlos traído a esta ciudad después que se hizo el asiento con el dicho Rosales.  

Los regidores insistieron  en  que se cumpla el acuerdo en que se mandó que Francisco de Rosales venda su vino que tiene y que se le halló al menudeo y al precio acordado anteriormente, y que no lo pueda vender otro sino él hasta haberlo terminado.

Entonces después, el dicho Alonso de Casas puede vender el que dice tiene con la condicionante  que no lo puede sacar de esta ciudad so la pena que le está puesta por el corregidor, el cual en el dicho tiempo lo venda al precio que lo vende el dicho Francisco de Rosales”.

AHEZ. Fondo: Reservado. Libro de Cabildo ll Año; 1588. Fojas: 31v- 32.

Directora del Archivo Histórico
del Estado de Zacatecas*