×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Lo deportan y triunfa en Río Grande

Víctor Castillo
~
15 de Mayo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El migrante fabrica recámaras, comedores, libreros y puertas.
Archivo / El migrante fabrica recámaras, comedores, libreros y puertas.

A diario se conocen cientos de historias de zacatecanos que son deportados de Estados Unidos, quienes llegan sin tener dinero en la bolsa y en algunos casos, sin tener familiares en sus comunidades de origen, situación que los orilla a realizar distintos trabajos con el objetivo de ahorrar dinero para regresar al país vecino.

La Secretaría del Zacatecano Migrante atiende casos de este tipo, en los que se les brinda un apoyo para iniciar un negocio, que la mayoría de las veces no prospera, el caso de Faustino Pacheco Martínez es diferente.

Faustino instaló una carpintería en la comunidad de San Felipe en Río Grande y ha podido salir adelante en base al trabajo y su calidad.

Pacheco Martínez relató que en 2007 lo deportaron por primera vez, regresó a Estados Unidos  y en 2016 fue repatriado de nuevo, pero esta ocasión el panorama mejoró, ya que recibió recursos para poder iniciar su negocio, el que le está dado frutos, por lo que ya no piensa en regresar al norte, sino en traer a su esposa e hijos.

“Cuando llegué fue una situación difícil, me encontraba solo, mis padres, hermanos, esposa y dos hijos viven en Estados Unidos, comencé a hacer trabajitos en la agricultura y construcción, en 2016 pedí un apoyo a la Secretaría pero no me respondieron y fue hasta 2017 cuando lo recibí”, agregó.

El migrante, después de un par de años teniendo trabajos mal pagados logró el apoyo para emprender su negocio y de inmediato pensó en una carpintería, oficio que le enseñó su hermano desde muy chico.

El carpintero de Río Grande explicó que desde Arkansas, Estados Unidos, lugar donde radicaba, comenzaba a elaborar diversos trabajos y al ser deportado trajo consigo algunas herramientas para iniciar a trabajar, comprando el equipo que requería luego de recibir los recursos del gobierno estatal.

Faustino Pacheco Martínez compartió que le va muy bien con su negocio, y que ha sido bien recibido por las personas por ofrecer productos de calidad que no se encuentran en Río Grande, fabricando desde recámaras, comedores, libreros, hasta puertas interiores para casas.

La tristeza que experimenta Pacheco Martínez por estar lejos de su esposa e hijos la enfoca en hacer crecer su negocio, el que ha sido recomendado de boca en boca y por tal motivo lo han contactado muchos clientes.

Contrario a lo que ocurre con miles de mexicanos que tienen que regresar a su país en condiciones extremas, Pacheco parece haber encontrado justamente en su tierra el verdadero sueño de tener éxito y un trabajo bien remunerado.