×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

Una reliquia de 64 años de fe y tradición

David Castañeda
~
15 de Mayo del 2018 10:11 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Veneran al Señor de la Asunción.
David Castañeda / Veneran al Señor de la Asunción.
Vecinos de otras colonias acuden a la reliquia.
David Castañeda / Vecinos de otras colonias acuden a la reliquia.
No pueden faltar los danzantes.
David Castañeda / No pueden faltar los danzantes.
Los danzantes ofrendan sus danzas.
David Castañeda / Los danzantes ofrendan sus danzas.

ZACATECAS.- A sus 84 años, doña Bertha Riestra, su familia y vecinos del barrio del Tepozán siguen con una tradición de más de medio siglo en la que veneran al Señor de la Ascensión.

Bertha Riestra comenzó esta tradición hace 64 años en su domicilio, en la esquina del callejón Tampico y calle del Tepozán, y pese a dificultades de salud, económicas, y hasta anímicas, este año no fue la excepción.

Danza, reliquia y una misa son parte del festejo que año con año se desarrolla debido a la fe y agradecimiento que tienen al Señor de la Ascensión.

Este festejo, el cual ya se convirtió en una tradición local, comenzó debido al agradecimiento de doña Bertha hacia Cristo por su mejora de salud cuando era joven, además de un problema de infertilidad.

Cuenta doña Bertha que cuando joven se casó a los 17 años y su esposo era 30 años mayor que ella, pese a eso y luego de tratamientos para la infertilidad que no funcionaron, lograron formar una numerosa y muy unida familia.

Después de no poder tener hijos y agotar las medidas médicas, se encomendó al Señor de la Asunción y después tuvo 16 hijos de los que le sobreviven 11.

Actualmente, los integrantes de la familia Martínez Riestra, entre hijos, nietos y hasta bisnietos ayudan en la celebración de esta tradicional reliquia.

Desde temprano se ofrece un delicioso menudo, y luego continúan danzas, la misa y comienzan a llegar propios y extraños por su reliquia.

Esta reliquia es conocida más allá del barrio, ya que varias personas de otras colonias también se forman para recibir delicioso guisado rojo y las exquisitas sopas.

Este año, los familiares de Bertha dijeron que estuvo a punto de cancelarse, ya que su estado anímico no era el mejor, pero agradecieron la fe que existe en la familia y salió adelante y durante la reliquia se le vio contenta de haber sido parte de un festejo más.