×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Incumplen las gaseras con medidas de seguridad

Noé Marín
~
17 de Mayo del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Las estaciones están dentro de la mancha urbana y no cumplen con lo dispuesto en la Norma Mexicana.
Alejandro Román / Las estaciones están dentro de la mancha urbana y no cumplen con lo dispuesto en la Norma Mexicana.

Las estaciones de gas de la ciudad son una bomba de tiempo para los zacatecanos, debido a que no cumplen con las medidas de seguridad y distancia mínima establecida por la Norma Oficial mexicana NOM-003-SEDG-2004.

Según lo establecido en ésta, la distancia entre una gasera y una vivienda, escuela, iglesia y punto de reunión debe ser de 100 metros, como medida de seguridad en caso de alguna contingencia.

Para su delimitación, el espacio debe tener un muro de 3 metros o, en caso de estar cerca de una zona de circulación vehicular, una barrera de protección  vial para contener los vehículos que entren a una alta velocidad.  

“La parte donde el límite de una estación comercial colinde con construcciones, debe estar delimitada por bardas o muros ciegos de material incombustible con altura mínima de 3 metros”, dice el reglamento.

Cada estación debe tener al menos cinco extintores para el área de relleno y descarga, el tablero eléctrico, las  oficinas y el almacenamiento del gas, así como dos accesos para vehículos y personas.

Además, pintar las áreas de diversos colores para separarlas y mínimo 15 señaléticas que indiquen desde las actividades prohibidas hasta el mapeo del monitor contra incendios.

En la ciudad, hay múltiples estaciones de gas que no cumplen con las reglas de operación de la NOM, debido a que se construyeron antes de que creciera la mancha urbana y por lo tanto tienen instalaciones antiguas.

Un caso es la estación de recarga de la empresa Campanita, ubicada sobre la calzada Revolución Mexicana y que está junto a dos talleres mecánicos y varias viviendas.

Las instalaciones no tienen salidas de emergencia, señalética de seguridad ni protección perimetral para el frente, donde solo se colocó una malla, pese a dar a una de las  vías más transitadas de la ciudad.

Sobre la calle Nueva Celaya, en contra esquina del Incufidez, el DIF y el museo interactivo Zigzag, permanece una estación de recarga y almacenamiento de gas, pese a que antes se cerró una estación de PEMEX por el alto riesgo.

Con instalaciones antiguas, la gasera no ofrece las medidas de seguridad básicas y el espacio también se utiliza para guardar algunas partes de autos viejos.

Al encontrase en una esquina entre la calle Pedro Ruiz González y la carretera a Sauceda de la Boda, la estación de relleno de Gas Imperial  está a pocos metros de viviendas y comercios.

Lo mismo ocurre con otra estación de esta misma empresa, donde además atraviesan cables de alta tensión de electricidad y un poste se encuentra dentro del perímetro, lo que está prohibido.   

“No debe haber líneas eléctricas de alta tensión que crucen la estación, ya sean aéreas o por ductos bajo tierra, ni tuberías de conducción de hidrocarburos ajenas a la estación”, dice la NOM en el apartado de  Especificaciones Civiles.

De acuerdo a las autoridades de la Profeco, la dirección de Protección Civil (PC) es la responsable de realizar las supervisiones para asegurarse que las gaseras cumplan con todas las medidas de seguridad.