×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Perspectivas

Con AMLO sí hay riesgo de crisis

Luis Enrique Mercado
~
21 de Mayo del 2018 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sólo la crema y nata de los fanáticos que apoyan a Andrés Manuel López Obrador (AMLO) piensa que la economía mexicana mejorará y será una especie de paraíso terrenal si las teorías de AMLO se hacen gobierno.

Basar la mejora en subsidios indiscriminados, mayor intervención del Estado y en los buenos deseos que inspira una república del amor, no conducirán sino a un profundo desorden, a una caída en la actividad y a crisis de inflación-devaluación como las que ya vivimos en las décadas de los setentas y ochentas.

Es verdad es que la economía mexicana necesita reingenierías, en especial en el gasto público; es verdad que no es satisfactorio un crecimiento de 2% promedio anual y es verdad que las finanzas públicas son frágiles y muy soportadas por el endeudamiento.

Pero superar estos problemas no es un asunto de buenos deseos.

AMLO dice que todo se resuelve ahorrando los 500 mil millones de pesos que se pierden en la corrupción; nadie sabe de dónde sacó esa cifra y la verdad, suponiendo el ahorro de esos recursos, no alcanzan para financiar los planes de subsidios que AMLO promete a ninis, madres solteras, pensionados, etcétera.

No hay nada en el pensamiento económico de AMLO que permita dinamizar la economía; al contrario, su improductiva idea de lograr la autosuficiencia alimentaria; su deseo de dar un salto hacia atrás en materia energética y, en especial, su promesa de bajar los precios de la gasolina no son sino caminos a la recesión económica.

Lo peor de todo el tema es que AMLO ignora que la economía se dinamiza con la inversión y la inversión se dinamiza con algo que se llama confianza.

Cuando se escuchan los consejeros de sus ideólogos que aumentar salarios por decreto y de expropiar a quien no lo haga y cuando se ataca la actividad empresarial, se desalienta la inversión.

Atrás de AMLO hay algunos buenos economistas; pero delante de él están los ideólogos que todo lo politizan y que harán que los pasos a favor de un manejo ortodoxo se hundan en la demagogia y el populismo que guían todo el pensamiento del lopezobradorismo.

México no puede gastar más si no aumenta los ingresos públicos.

Al país le urge aumentar la productividad de la economía y alejarse de las necedades improductivas de una autosuficiencia alimentaria.

México necesita una economía con mayor competencia en muchos sectores y no le conviene que la mano del gobierno sea la que guíe las decisiones de inversión.

Se necesita, es verdad, una mayor equidad, pero esta no se consigue quitándole a quien tiene para darle a quien no tiene.

A México no le conviene que AMLO llegue a la Presidencia de la República, porque sus propósitos en materia económica nos conducirán a crisis económicas que ya vivimos y que hundieron a más de la mitad de los mexicanos en la pobreza.

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguirme en mi página de Facebook Perspectivas de Luis Enrique Mercado.