×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

México

Meade: reconoce de manera realista las deficiencias de seguridad en el país

Excélsior
~
29 de Mayo del 2018 19:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Sólo 3 de cada 100 delitos que se cometen en el país son investigados.
Cuartoscuro / Sólo 3 de cada 100 delitos que se cometen en el país son investigados.

CIUDAD DE MÉXICO.- El candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, reconoció los rezagos del país en materia de seguridad y enlistó propuestas para terminar con la impunidad.

Hizo un reconocimiento franco y realista sobre los retos existentes en materia de seguridad e impartición de justicia.

Sólo 3 de cada 100 delitos que se cometen en el país son investigados.

“Tenemos un reto de seguridad que no terminamos, no sólo de superar, que no terminamos de enfrentar y dimensionar”, afirmó.

Se pronunció por incrementar las capacidades de las instancias encargadas de la procuración de justicia, para que todas las denuncias que presenten las víctimas sean investigadas.

Presentó sus propuestas de contar con un código penal único, fortalecer a las policías, impedir el flujo de armas que llegan a los delincuentes y prevenir la comisión del delito mediante acciones de intervención en espacios públicos, la promoción del deporte y el mejoramiento del transporte.

Vivimos en el peor de los mundos… tenemos un reto de seguridad: Meade

Hoy, México vive en el peor de los mundos en materia de inseguridad y atraviesa retos que no ha podido superar, reconoció José Antonio Meade al participar en la Tercer Cumbre Ciudadana que se llevó a cabo en el Palacio de Minería de la Ciudad de México.

“Hoy vivimos en el peor de los mundos, tenemos un reto de seguridad que no terminamos no solo de superar, que no terminamos de enfrentar y de dimensionar y se le ha pedido a las Fuerzas Armadas que jueguen en esto un papel para el que no están diseñadas, para el que no están capacitadas y lo han hecho con enorme esfuerzo, con enorme gallardía”, señaló.

En este sentido, defendió la Ley de Seguridad Interior como el único mecanismo disponible para obligar a los estados a hacer un diagnóstico de su situación en materia de seguridad para justificar la participación de las Fuerzas Armadas.