×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Desde el tendido

Jesús Flores Olague, segunda parte

Oscar Fernández Sánchez
~
04 de Junio del 2018 09:53 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Hace 52 años arribaron al coso San Pedro de Zacatecas jóvenes estudiantes aficionados a la fiesta taurina  comandados por Jesús Flores Olague procedentes de Guadalajara, provistos de los mínimos y muy deteriorados avíos, pero eso sí con un enorme entusiasmo, soñando con grandes faenas.

Aquella semana de abril de 1966 los chavales estuvieron en el ruedo contando con el apoyo de varios chamacos que vivían en la cercana vecindad que colindaba con la plaza y que la hicieron de toro, portando una cornamenta de un burel que había lidiado en la perla tapatía Santiago Martín El Viti.

Le contó el doctor Jesús Flores Olague a Leonardo Páez que al cuarto día de su estancia en Zacatecas por  el rumbo del Laberinto, se toparon con una dama sonriente y robusta, quien al observar la vestimenta de los chavales les preguntó que sí eran toreros y les invitó a una clase en el mismo escenario de la San Pedro.

“Esa dama era María Soledad Cobián La Serranita”, cuenta Flores Olague, quien les dio una pero inolvidable lección taurina de la manera más amable y sabia.

Plantada en la arena del coso zacatecano, La Serranita impartió sus enseñanzas y expresaba frases como “camina suave hacia el pitón contrario, no adelantes la muleta, no olvides el muñecazo al final de un pase, etc.”.

Terminó aquella clase sensacional, los soñadores de la gloria taurina no salían de su asombro pero todavía La Serranita los invitó a comer preparando un delicioso caldo como lo hacía una tía de Jesús, doña Conchita Olague.

Fue un día inolvidable para los estudiantes, quienes luego de la clase impartida por La Serranita y el disfrute de aquel delicioso caldo, se aprestaron a abandonar la Plaza San Pedro y lo hicieron por la puerta grande, ya que los accesos tradicionales del coso estaban bloqueados por unidades motrices de la compañía de Rosete Aranda.

¡Hasta el próximo lunes!