×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

El Mercado San Francisco, abandonado y en ruinas

Redacción
~
07 de Junio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Solo tres de 35 locales eran utilizados para la venta de productos.
Cortesía / Solo tres de 35 locales eran utilizados para la venta de productos.
Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Cortesía / Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Cortesía / Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Cortesía / Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Cortesía / Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Vándalos y drogadictos se refugiaban en la instalación.
Cortesía / Vándalos y drogadictos se refugiaban en la instalación.
Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Cortesía / Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.
Cortesía / Basura y fétidos olores presentes en todo el lugar.

Sumido en el abandono y convertido en un foco de infección el Mercado San Francisco, de la capital del estado representa un importante problema de salud para los habitantes.

Lo que hace algunos años fue uno de los lugares más representativos de la calle Segunda de Matamoros, se ha convertido en un problema para los vecinos y turistas que eluden el lugar por sus lamentables condiciones.

“Antes todos los locales estaban ocupados, era un espacio en el que podíamos venir a comprar múltiples artículos, sobre todo fruta y verdura, pero los comerciantes optaron por mejores espacios y los poquitos que quedaban tenían que lidiar con el descuido y la mugre”, dijo Juana Guzmán quien tiene un negocio a unas cuadras del mercado.

El Mercado San Francisco tiene 35 locales, de los cuales solamente tres son abiertos y que tienen una escasa afluencia de clientes por el abandono del lugar.

“Cuando los turistas vienen al Museo Rafael Coronel se encuentran con un lugar como este, que lamentablemente por el descuido de muchas generaciones ha perdido su identidad, es urgente hacer algo porque contrasta con la belleza de la mayoría de los edificio y comercios de la zona”, explicó Jesús Castro, vecino del lugar. 

Hace aproximadamente 30 años sirvió para la venta de mercancía, pero ahora es un auténtico basurero, que ha orillado a los locatarios a buscar nuevos puntos para comercializar sus productos.
En el lugar puede olerse el peligro, puesto que es imposible que sea usado como un sitio comercial, ya que, aparte de las fallas en la infraestructura que presenta, todo está cubierto por plastas de tierra de varios años.

“Si vendieran artículos electrónicos o muebles no se, no se sentiría tanto, pero imagínese como puede uno pensar en comer una fruta, o algo de comida cuando todo esta sucio y destruido”, dijo otro de los vecinos del lugar.

En los últimos años, ese espacio se utilizó por personas que acudían ahí para drogarse. 

“No había vigilancia, cualquiera podía entrar y salir, era lamentable ver a personas vandalizar el sitio y luego como si nada, como si fuera tierra de nadie salían sin ser molestados por la autoridad, era una medida urgente la que pedíamos a la autoridad”, agregó  Jesús Castro. 

Vecinos de la zona pidieron permiso para usar algunos locales y empezaron a vender algunos productos, como fruta y carne.

Sin embargo, el Mercado San Francisco, que en su fachada denota el olvido, provoca asombro de turistas y visitantes al ver las puertas cerradas, e idealizan que ahí se habilite un corredor artesanal y gastronómico, y, en el futuro, pueda convertirse en un lugar generador de empleo y un punto de socialización y convivencia.

La presidenta municipal Judit Guerrero ordenó la intervención del Mercado San Francisco, con la idea de darle un nuevo sentido y convertir a este mítico lugar en un espacio adecuado para los comerciante y sobre todo para los turistas que acuden en gran número a los comercios de la zona.

Por el momento se desconoce el proyecto y el tiempo que tardará en reabrir sus puertas, sin embargo el ambiente que se vive es positivo tras el cierre temporal del mercado.

“Ojalá que puedan darle nueva vida, no es posible que de 35 espacios se tuviera solo 3, un lugar en buenas condiciones nos conviene a todos porque indirectamente nos va a jalar gente a la zona”, dijo Juana Guzmán.

El miércoles el mercado ya tenía las puertas cerradas y se espera que en los próximos días de inicio el trabajo de intervención  en el lugar.