×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Colombia da una manita a Japón; primera expulsión en el mundial

Excélsior
~
19 de Junio del 2018 09:07 hrs
×


Compartir



Liga Corta




La tarjeta roja a Carlos Sánchez al minuto cinco deja en desventaja a Colombia
Excelsior / La tarjeta roja a Carlos Sánchez al minuto cinco deja en desventaja a Colombia

CIUDAD DE MÉXICO.- La expulsión de Carlos Sánchez al minuto cinco, por una mano para evitar el primer gol de Japón, obligó a Colombia a redoblar esfuerzos, pero los nipones aprovecharon la superioridad numérica para imponerse por 2-1 a los cafeteros.

Los goles del encuentro fueron de Shinji Kagawa al minuto seis desde el punto penal, después vino el empate de Juan Quintero de tiro libre al 39’ y el triunfo lo dio Yuya Osako al 73’.

Colombia, ataviada de una estupenda reputación ganada a pulso en Brasil 2014, donde alcanzó los cuartos de final, no se sobrepuso a los numerosos contratiempos con los que se topó en los minutos iniciales del choque. No le dio para completar una remontada con la inferioridad numérica.

La agitación llegó al encuentro por culpa de una pérdida de balón del ataque colombiano. El contraataque de Japón llevó la pelota a los pies de Yuya Osako, que remató mal y desvió el portero David Ospina. La pelota le llegó a Shinji Kagawa, disparó a gol pero en el camino se interpuso el brazo de Carlos Sánchez. El árbitro señaló penalti y expulsó al infractor. No falló Kawaga desde los once metros.

Con un jugador menos Colombia acosó a su rival, pero sin orden. Japón, sin embargo, encontró vía libre en el área de Ospina.

José Pékerman retiró a Juan Guillermo Cuadrado, una opción más que válida para atacar, pero poco fiable en la retaguardia. Sobre todo, con un jugador menos. Sacó a Wilmar Barrios para dar equilibrio al conjunto antes del intermedio.

Pero Japón recibió un gol que evitó que se fuera con ventaja al intermedio y alentara a su rival.  En tiro libre para los sudamericanos, la barrera se colocó mal y saltó por anticipado. Juan Quintero lanzó raso, pegado al palo. El portero Elij Kawashima se tragó el balón, disimuló el portero con la pelota en las manos, pero no hizo falta el VAR ni el ojo de halcón. Rebasó la línea de forma clara.

La segunda mitad mostró a Japón más atrevido. Ospina resolvió un mano a mano con Osako. El portero del Arsenal se lució después en un disparo lejano de un peligroso Takashi Inui.

A falta de media hora llegó el momento de James Rodríguez. Su entrada reactivó al resto y también a la grada. Buscó un efecto similar Nishino y recurrió a Keisuke Honda. Lo logró.

El resultado fue inmediato. El exfutbolista del Pachuca ejecutó un córner. Era el primer balón que tocaba Honda, que puso el centro en la cabeza de Osako para llevarlo a la red y adelantar a Japón, que hacía trizas a su rival por la banda derecha. Genki Haraguchi dejó en evidencia más de una vez a Johan Mojica y a José Izquierdo.

A la desesperada buscó el empate Colombia, que plagó de responsabilidad a James. Colgó balones a Carlos Bacca, pero Colombia se tuvo que llevar la derrota con responsabilidad de Sánchez y mérito nipón.