×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

La señora Bella vende deliciosas gorditas

Ángel Martínez
~
27 de Junio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Gracias a su negocio, la conocen muchas personas.
Ángel Martínez / Gracias a su negocio, la conocen muchas personas.
A diario atiende desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde.
Ángel Martínez / A diario atiende desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde.
Su hija le ayuda en el negocio.
Ángel Martínez / Su hija le ayuda en el negocio.
Desde hace ya muchos años vende gorditas, burritos y tortas en este lugar.
Ángel Martínez / Desde hace ya muchos años vende gorditas, burritos y tortas en este lugar.
Lleva 28 años preparando a diario sus deliciosos guisos.
Ángel Martínez / Lleva 28 años preparando a diario sus deliciosos guisos.
Cuenta que decidió vender para ayudar a su mamá cuando estaba enferma.
Ángel Martínez / Cuenta que decidió vender para ayudar a su mamá cuando estaba enferma.
La universal es una quesadilla que lleva de todos los guisos.
Ángel Martínez / La universal es una quesadilla que lleva de todos los guisos.

FRESNILLO.- Aurelia Ramírez, también conocida como Bella, ha deleitado el paladar de los fresnillenses por más 28 años, con sus guisos para burritos, sopes y gorditas, que diariamente oferta.

Su local, ubicado cerca del Ágora José González Echeverría es uno de los más visitados por las personas, quienes buscan alimentarse de manera higiénica, deliciosa y variada.

La señora Bella explicó que lo que la motivó a vender gorditas fue porque su mamá estaba enferma y ella necesitaba trabajar y conseguir recursos económicos, y dijo que no le gustaba depender de alguien para salir adelante y ayudar en su hogar.

Desde entonces le invitaron a vender en la zona donde está ubicado su negocio actualmente y recordó que en aquel entonces sus clientes eran los alumnos de la Universidad Autónoma de Fresnillo (UAF).

Fueron esos estudiantes, quienes le ayudaron a inventar algunos de los platillos como el universal, que consiste en colocar un poco de todos los guisos en una tortilla de harina, en la que también se pone queso fundido y está listo para consumir, platillo que surgió por la necesidad de un alimento económico y de buen tamaño para quienes estudian, porque no todos contaban con el dinero suficiente para estudiar y alimentarse; ahora, con el paso del tiempo es de los más solicitados.

La jornada laboral en el puesto empieza desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde, pero antes y después de esa jornada implica más acciones en el hogar, para la compra de lo que requieren los guisos, y la preparación de los mismos.

Con el paso de los años, el negocio de la señora Bella, se convirtió en un negocio familiar, pues su esposo e hijos y en conjunto con la preferencia de su clientela le han ayudado a mantenerse.

“Cuando fue el festival de la gordita, participé y había mucho apoyo porque me conocen muchas personas, me siento orgullosa”, dijo.

Contenta por su labor, Aurelia afirmó que no lo cambiaría por nada, debido a que lo realiza con gusto y tiene la oportunidad de conocer a más personas, aunque reconoce que en ocasiones es cansado, dijo continuará con el oficio mientras Dios le dé oportunidad.