×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Le dan 27 años de cárcel al mexicano que lanzó cohetes a policías en California

Excélsior
~
29 de Junio del 2018 12:08 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Tuvo la mala idea de lanzar un cohete a los policías que se encargaban de evitar que la celebración se tornara violenta
Excelsior / Tuvo la mala idea de lanzar un cohete a los policías que se encargaban de evitar que la celebración se tornara violenta

MÉXICO.- Todos los excesos son malos. El triunfo de México sobre Alemania provocó una celebración masiva en las calles de Huntington Park, en Los Ángeles, California, pero a diferencia de los festejos en México y otras partes del mundo, esta se salió de control y acabó muy pero muy mal.

No sabemos si por desmadre o simplemente porque le dio la gana, el aficionado mexicano José Alberto Martínez, de 36 años, tuvo la mala idea de lanzar un cohete a los policías que se encargaban de evitar que la celebración se tornara violenta, por si fuera poco, también lanzó pirotecnia contra un helicóptero de la policía… y lo ‘cacharon’.

“Mientras los oficiales monitoreaban a la multitud cada vez más hostil, un sospechoso disparó contra los agentes con fuegos artificiales de mortero altamente explosivos, afirmó la Policía de Huntington Park en un comunicado. “El mismo sospechoso también fue observado disparando fuegos artificiales de estilo mortero directamente contra un helicóptero de la policía”, agregó.

mexicano, lanzo, arrojo, avento, cohetes, policia, aficionado, excelsior, nacional, california, rusia, 2018, noticias, mexico

 

De inmediato, Martínez fue arrestado y ahora enfrenta una sentencia de hasta 27 años de prisión, aunque puede quedar en libertad si paga una fianza de 350 mil dólares, poco más de 7 millones de pesos mexicanos.

A través de la cuenta de Facebook de la Policía de Huntington Park, compartió un video en el que se puede ver al mexicano arrodillado esperando a que otra persona encienda el cohete.

José Alberto Martínez fue caso de cinco cargos graves, entre ellos atacar a un agente del orden y usar un explosivo con intención herir o destruir. En este momento, se encuentra detenido en una cárcel de Los Ángeles.