×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Francia sepulta el sueño de Argentina de ser campeón; Uruguay espera lo mismo para Cristiano

AFP
~
30 de Junio del 2018 11:30 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
AFP / Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
AFP / Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
AFP / Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.
AFP / Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo.

RUSIA.- Argentina enterró este sábado en Rusia el sueño de coronar a Lionel Messi como campeón del mundo al sufrir una dura derrota ante Francia por 4-3 en octavos de final, mientras Uruguay espera arruinarle la fiesta a un Cristiano Ronaldo agazapado tras la debacle del capitán albiceleste.

 

Messi apagado y Argentina en problemas 

Con un Messi sin gravitar a su altura y en varios pasajes deambulando como en sus peores tardes, la albiceleste no pudo manejar un partido electrizante que cambió de dueño en pocos minutos pero se inclinó por una selección francesa que aprovechó los errores de una defensa sudamericana que hacía agua por los cuatro costados. 

Así fue como en un juego de péndulos, con el marcador oscilando de un lado a otro, el goleador Antoine Griezmann abrió la cuenta de penal al minuto 13 y Angel Di María igualó con un disparo de media distancia al 41.

Gabriel Mercado adelantó a la albiceleste al minuto 48 y luego los Blues remontaron con Benjamin Pavard (57), y apareció Kylian Mbappe en dos ocasiones (64, 68). 

Argentina reaccionó tarde al 90+3 con Agüero pero ya era tarde para milagros en Kazán. Más aún sin que Messi gravitara para torcer el rumbo.

La eliminación argentina abre interrogantes sobre la continuidad de la 'generación Messi', que no pudo sobrellevar la presión por haber perdido tres finales consecutivas (Mundial 2014 y las ediciones 2015 y 2016 de la Copa América).

Messi y sus escuderos Sergio Agüero, Javier Mascherano, Angel Di María y Gonzalo Higuiain dejaron el sueño trunco en octavos de final, con una actuación más que discreta durante los cuatro partidos que disputó.

La eliminación argentina, más allá del resultado adverso de este sábado, llega tras un descalabro institucional de su federación que optó por tres técnicos diferentes en el proceso de eliminatorias sudamericanas.

Jorge Sampaoli, quien tomó las riendas de la albiceleste en abril de 2017, no pudo enderezar el rumbo que habían perdido Gerardo Martino y Edgardo Bauza, todos con estilos diferentes.

 

¿Comienza el recambio?

Aún es prematuro pero los grandes jugadores de la generación Messi ya están sobrepasando los 30 años y llevan varias frustraciones a cuestas que pesan toneladas.

Aunque la generación Messi acumula tres finales perdidas consecutivas, Argentina suma un cuarto de siglo sin conseguir título alguno, el último de ellos en la Copa América 1993 con un brillante Gabriel Batistuta.

 

Sin límites

Ahora que su competidor de la década deja dl Mundial, Cristiano Ronaldo, espera ganarle la pulseada personal al argentino en su vuelta el sábado a la tórrida Sochi, donde tan feliz fue hace solo dos semanas. Allí, el mismo día que arrancaba en serio una Copa a la que llegaba rodeado de incógnitas sobre su futuro, marcó tres goles con los que le gritó a España, y al planeta en general, que 33 años no son nada cuando no se es de este mundo.

Aquel triplete parecía lanzar a su selección -vigente campeona de Europa-, hacia los octavos, aunque acabó rezando en el agónico final del partido contra Irán (1-1).

Cristiano, sin embargo, no entiende de límites y sueña ahora con llevar a Portugal hasta la final mundialista que nunca disputó. 

Pero antes Portugal tendrá que pasar por un trago que nadie quería. Si hay alguna selección que nunca muere en Sudamérica esa es la guerrera Uruguay, que solo se va de los torneos cuando la echan. 

La bicampeona llega impoluta tras tres triunfos y con la portería a cero, apoyada en un Luis Suárez al que se ve más sereno pero cargado de cuentas pendientes con un Mundial del que salió humillado hace cuatro años.

"Hace 12 años que muchos trabajamos juntos y fuimos consiguiendo objetivos paulatinamente, algunos pueden considerar que de manera lenta, pero considerando las limitaciones que tenemos como país futbolístico, a este Mundial llegamos como queríamos", dijo este viernes Óscar Tabárez sin levantar apenas la voz.

No suele hacerlo el veterano seleccionador de la Celeste, responsable de ilusionar de nuevo a una nueva generación de uruguayos con la gesta de Sudáfrica 2010, cuando aquel equipo liderado entonces por Forlán, Lugano o el 'ruso' Pérez cayó en semifinales.

"Creo que estamos más cerca que nunca de lo que queremos", añadió el Maestro.

La respuesta, esta noche bajo la luna del Mar Negro.