×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Se reúnen más paisanos para apoyar a El Tri que a AMLO

AFP
~
03 de Julio del 2018 11:52 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
AFP / Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
AFP / Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
AFP / Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.
AFP / Cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.

CALIFORNIA.- El sueño de romper la maldición del quinto partido reunió a unos 1 mil hinchas mexicanos en una plaza de Los Ángeles; una concentración por el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, a unos 15.

No es que el interés sea nulo y que gente no esté celebrando el triunfo en esta ciudad con una alta población de mexicanos, pero cuando se trata del Tri en el Mundial nada más importa.

La gente comenzó a llegar a la Plaza México, un centro comercial que tiene una réplica del Ángel de la Independencia, para ver el partido que terminó con derrota mexicana 2-0.

Antes del pitazo inicial, a las 7 de la mañana, cientos ya estaban con sillas y de pie listos para ver este partido que podía significar el fin de 32 años sin llegar a cuartos de final: solo avanzaron en 1970, cuando fueron anfitriones, y luego en 1986, nuevamente anfitriones.

Carlos Páez, un maestro de escuela de 40 años, pidió el día libre. Está dictando un curso de verano. Se levantó a las 5 de la mañana y con la bandera en la espalda, la camiseta, una bufanda y un medallón con una pequeña Copa Mundial se fue hasta esta plaza donde había una pantalla gigante.

"¿Que si lo vale? Claro que lo vale. ¿La elección? Aquí vale más la selección", dijo a la AFP Páez, que no votó, pero siguió de cerca el proceso el domingo. "Le dieron la oportunidad a López Obrador, que es de izquierdas, a ver cómo lo hace".

Unos 11.4 millones de personas nacidas en México viven en Estados Unidos, muchos sin documentos, según proyecciones de 2012 del Pew Research Institute que usa también la embajada. Ese número podría llegar a 33.7 millones si se cuentan sus descendientes y equivale a 28% de la población en el territorio nacional.

Pero apenas 98 mil enviaron su voto por correo (es la única forma de votar).

Una de ellas fue Xitlali Díaz, de 56 años, que tan contenta con el resultado electoral, no le dolió la derrota de la selección... a pesar del madrugonazo.

"No se puede pedir tanto", celebró. La derrota en el Mundial "no es nada, estamos contentos que jugó, estoy tranquila, perdió con un grande".

Brasil enfrentará a Bélgica, que remontó para vencer a Japón por 3-2.

 

Aguja 'amarelinha'

Los mexicanos son de las comunidades que más trabajan en Estados Unidos, que no sigue el Mundial con la fiebre de otros países.

Igual muchos pidieron vacaciones, o el día libre, o permiso para llegar tarde: había que ver si el Tri rompía la maldición.

Expertos coinciden que el vínculo de muchos mexicanos en el exterior con su país no es político, sino más bien cultural y la selección entre allí. Descendientes de mexicanos, que no hablaban ni español, estaban celebrando con la camiseta puesta.

Y no se vieron grandes celebraciones por el triunfo de López Obrador, a pesar de que aquí tuvo mayoría.

Frente al consulado, hubo unos 15 seguidores, como Rafael Muñoz, consejero de Morena.

"Tenemos que salir de nuestro país por la violencia, cuestiones económicas. Con el cambio va a parar esa situación de emigración", dijo a la AFP. "Vamos a poder decidir si nos quedamos o nos regresamos".

Trump y AMLO conversaron justo sobre migración en una llamada telefónica el lunes.

Martín Armendáriz (50) dijo en la concentración por el juego que "estaba contento" por el cambio. Doblando una bandera gigante que tiene desde 2012, y no lava, se fue a su trabajo en una construcción.

"Si ganábamos, me iba a celebrar", lanzó con una carcajada.

Hasta el gol de Neymar, seis minutos después del descanso, el ambiente era de fiesta entre las consignas, los tambores y las bocinas. Y vino el bajón que terminó de sentenciar Firmino: manos a la cabeza, caras largas, era el fin.

Con la cara pintada de los colores patrios, Carlos Ortiz, espera ahora que en cuatro años se romperá la maldición. "En 2022 pasamos y en 2026 los veremos ganar en casa" en el Mundial que organizarán Estados Unidos, México y Canadá.

Entre la multitud estaba Cristina Matos, una aguja 'verdeamarela' en un pajar de camisetas verdes.

La bahiana de 39 años fue a ver el partido con su amiga de 25 años, María Alemán. "Había que tener ovarios para venir", dijo la mujer que tenía camiseta y gorra de Brasil y bailó 'sambinhas' de celebración.