×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Transformar a México

José Luis Guardado Tiscareño
~
05 de Julio del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Transformar México
Imagen / Transformar México

Ante la actual coyuntura nacional no podemos dejar de hablar y opinar sobre los resultados electorales del pasado domingo, pero más allá de datos o resultados en cuanto a votos obtenidos, lo que ocurre en estos momentos sin duda se convertirá en un parteaguas en la historia de nuestro país.

Es necesario empezar por reconocer que de manera personal nunca imaginé unos resultados tal y como se dieron, mucho menos pensé en un ambiente postelectoral donde la madurez y civilidad política de los principales actores políticos y las instituciones se dieran con semejante altura y es que todos los procesos electorales de los que tengo consciencia se nos habían presentado en un contexto de fraude, trampa, desprestigio, ilegalidad y para nada legítimos. 

Hoy en cambio nos encontramos ante un escenario difícil de asimilar, y no me refiero a reconocer los resultados (que por cierto son contundentes), sino por la forma en que el futuro se nos presenta de manera incierta pero también esperanzadora; un nuevo escenario político se configura fuera de la normalidad a la que estamos acostumbrados pero al mismo tiempo se presenta con una gran legitimidad nunca antes vista. 

Este extraño pero positivo ambiente, más allá de surgir de un proceso electoral da pie para aspirar a un cambio de mayores dimensiones, donde no solo se trastoque un sistema político y se avance en la consolidación democrática, sino que alcance para remover la consciencia social y la mentalidad de los mexicanos, que sin duda ha sido uno de los mayores retos por superar.

Muchas voces se han levantado, y a las cuales me sumo en favor de superar las divisiones electorales y trabajar todos unidos por un México renovado y diferente, donde cabe señalar no se busca deslindar responsabilidades al nuevo gobierno, ni de dividir simpatizantes de los detractores, sino para aprovechar una oportunidad que a pesar de llegar tarde se vuelve única e impostergable. 

Trabajar por un país donde la verdadera democracia logre consolidarse, donde a partir de la participación y organización ciudadana permanente se logre superar una historia de presidencialismo vertical y corporativista puede dar pauta para el desarrollo económico y social tan necesario en México. 

Hoy se han removido los cimientos más profundos de un sistema político podrido, que desde hace mucho tiempo dejó de responder a las necesidades de los mexicanos, caracterizado por atender a grandes y pequeños intereses encumbrados en una elite empresarial y política ajenos al verdadero México donde la pobreza, la desigualdad, la falta de oportunidad y la corrupción es la cotidianidad. 

No podemos ni debemos seguir empeñados en seguir enfocados en nuestras diferencias, el respeto y tolerancia a ellas debe de ser el punto de partida para avanzar en nuestras coincidencias. Este renovado sentimiento patriótico debe brotar por México y no por partidos o personajes, debe surgir como un acto de compromiso personal y apego a la mayor de nuestras causas, el futuro y desarrollo de un México mejor. 

*joshguardado@gmail.com