×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Engañó al mundo de la moda y se coló en los mejores desfiles

Excélsior
~
22 de Julio del 2018 00:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




El periodista británico Oobah Butler armó una mentira y logró despistar a grandes marcas e 'influencers'; sólo necesitó unos pantalones de bajo costo y un nombre falso
Excelsior / El periodista británico Oobah Butler armó una mentira y logró despistar a grandes marcas e 'influencers'; sólo necesitó unos pantalones de bajo costo y un nombre falso

CIUDAD DE MÉXICO.- Si eres amante de la moda, las tendencias y todo lo 'fashion' sabrás lo importante que son los desfiles. Hoy en día los diseñadores y las marcaspueden llegar a ser tan famosos como una celebridad de Hollywood, ya que la ropa ocupa un papel muy importante en la sociedad pues nos permite diferenciarnos de los demás con  nuestro propio estilo.

Su relevancia es palpable pero no cualquiera puede llegar a hacerse de un nombre dentro de este 'elitista' mundo.

Pero ¿sabías que un par de pantalones de bajo costo podrían llevarte a la cima? Si, en serio, no estamos bromeando y esto lo sabe bien, el periodista británicoOobah Butler, mejor conocido como 'Georgio Peviani'.

El escritor un buen día decidió que quería entrar a los desfiles más exclusivos de París, beber gratis y hacer amistad con las influencers más importantes del momento.

Y si, aunque parecía un sueño loco que a primera vista sería imposible, él logro y su historia se viralizó porque dejó en ridículo a la fatua burbuja que envuelve a las pasarelas.

Aunque ocurrió el año pasado, recientemente el joven volvió a recodar el episodio 'irreal' y aquí te lo contaremos.

 

 

Buttler, asiduo a los mercados populares y a los tianguis de pulgas, encontró unos jeans baratos de una marca llamada 'Georgio Peviani' y decidió utilizarlos para comenzar a trazar su plan.

Armado con varias prendas de dicha marca, resolvió que de ahora en adelante se llamaría Georgio Peviani e imprimió tarjetas de presentación, compró un sitio web y abrió el correo georgio@georgiopeviani.com.  Con eso como respaldo, decidió viajar a París para convertirse en el mejor impostor.

Su objetivo, además de engañar a mundo de la moda, era demostrar que ser una marca reconocida sólo depende de estar en el lugar indicado, con las personas indicadas y tener la actitud indicada.

Mi mayor ventaja era que la industria es lo suficientemente falsa para ser engañada por un hombre falso", dijo.

De acuerdo con el relato contado a la revista VICE, ya en Francia, fue guiado por un desconocido a los desfiles de la semana de la moda. Lo único que necesitó fue mostrar su tarjeta de presentación falsa, para que después de una simple búsqueda en Google, le dieran una acreditación.

Ya estando adentro, el periosita repartió sus tarjetas entre los diseñadores, modelos e influences, incluso una de esas figuras importantes de la industria lo invitó a una fiesta exclusiva. 

 

La racha de éxito de Butler continuó con invitaciones a exclusivos eventos, a los que llegó después de haber enviado correos a todas las oficinas de relaciones públicas de diseñadores. Se probó ropa excéntrica, se codeó con celebridades y su nombre fue repetido por buena parte de la fauna 'fashionista'. Entonces, decidió volver a Gran Bretaña. 

A su regreso,  contactó al creador de la marca, Adam Asmat, un hombre originario de Zambia que llegó a Reino Unido en 1982 y fundó su compañía con un nombre que 'le sonaba italiano' y le recordaba a Armani.

Cuando el hombre supo la loca historia de Buttler, se carcajeó por lo hilarante de la situación.

Aquí te dejamos el video de la historia contada por el mismo Buttler.