×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Perspectivas

AMLO debiera realizar una reforma tributaria

Luis Enrique Mercado
~
13 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




López Obrador deberá decidir si usa esa mayoría en la Cámara y su capital político para resolver el problema de los ingresos.
Imagen / López Obrador deberá decidir si usa esa mayoría en la Cámara y su capital político para resolver el problema de los ingresos.

México ha batallado siempre, porque los diferentes gobiernos no han querido o no han podido realizar una reforma tributaria integral que permita financiar el desarrollo con impuestos.

En una época ya lejana se pensó que el gasto público debería financiarse con el campo y cuando se vio que eso no era posible, apareció el petróleo como la solución.

El país se convirtió en una clásica nación petrolera: gasto sin control, poca recaudación tributaria, burocracias crecientes, corrupción en las altas esferas del poder y endeudamiento a galope.

Aquella famosa “administración de la abundancia” de José López Portillo desembocó en la tragedia económica de 1982 con la nacionalización bancaria y el control de cambios.

Las siguientes administraciones de Miguel de la Madrid y de Carlos Salinas de Gortari financiaron el gasto público con los ingresos petroleros e incluso, Salinas se dio el lujo de bajar las tasas del Impuesto Sobre la Renta y del IVA.

El error de diciembre de 1994 obligó al gobierno de Ernesto Zedillo a incrementar la tasa del IVA a 16% y su primera Legislatura fue la última donde algún partido, en aquel caso el PRI, tuvo mayoría en la Cámara de Diputados.

Tanto Vicente Fox como Felipe Calderón trataron de generalizar el pago del IVA y fracasaron ante la oposición del PRI que reunió en la Cámara los votos necesarios para desactivar esos intentos.

En este gobierno los ingresos tributarios crecieron sustancialmente, alrededor del 18%, gracias a un enorme esfuerzo de recaudación; pero como también creció el gasto público, casi 20%, la deuda volvió a financiar el mayor gasto público.

Así encontrará López Obrador las finanzas: un gasto elevado, unos ingresos al tope y una deuda creciente.

Si desea gastar más, y esa es una promesa de su campaña, solo tiene dos caminos, o aumentar la deuda o realizar una reforma tributaria integral que resuelva de una vez por todas la eterna insuficiencia de ingresos públicos.

Es el primer presidente en 21 años, tres y medio regímenes presidenciales, que tiene la mayoría en la Cámara de Diputados y el capital político necesario para hacer una amplia reforma tributaria.

Vicente Fox tuvo ese capital político y lo desperdició.

Antes de él, muchos presidentes priistas tuvieron esa mayoría y no quisieron usarla para resolver el problema de los ingresos.

López Obrador deberá decidir si usa esa mayoría en la Cámara y su capital político para resolver el problema de los ingresos haciendo una reforma fiscal completa, que en el lado de los ingresos incluye necesariamente un IVA generalizado y en el lado de los gastos es verdaderamente austero, transparente y honesto.

Cobrar impuestos a las herencias, como parece ser la intención o aumentar las tasas a los causantes de mayores ingresos no resuelve la insuficiencia presupuestaria; para ello es indispensable un IVA generalizado que obligue a pagar impuestos a millones que hoy viajan gratis en este camión llamado México.

La mayoría de los países han avanzado hacia el cobro de IVA generalizado con tasas que en muchos casos ya se acercan al 20%; junto con ello, han reducido las tasas del Impuesto Sobre la Renta.

En México se ha ido al revés y ese camino está equivocado.

¿Será capaz López Obrador de usar su capital político para corregir por fin esa ruta equivocada?

Hasta el próximo lunes y mientras, no deje de seguirme en mi página de FB, Perspectivas de Luis Enrique Mercado.