×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Atienden a más de 100 hombres para controlar su agresividad

Alejandro Román
~
18 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Los pacientes acuden dos horas a la semana a los cursos.
Flor Castañeda / Los pacientes acuden dos horas a la semana a los cursos.

ZACATECAS.- Hombres que han tocado fondo por su agresividad, que han perdido su trabajo, familia y sueños, tiene una segunda oportunidad, de liberarse del sufrimiento de la ira y sentir el control de sus emociones.

Más de 100 varones acuden dos horas a la semana a los grupos del Programa de Reeducación de Hombres y Mujeres, donde a los varones se les ayuda a liberarse de estereotipos que los obligan a comportarse con ira y violencia con las personas.

¿Qué es ser hombre? Es la pregunta con la que inicia el facilitador la sesión número 8 en la que se ve la construcción social de la masculinidad.

Durante la sesión, el pizarrón donde anotaban las respuestas se convirtió en un espejo donde los varones vieron por un instante los comportamientos con que actuaban desde niños.

Los participantes recordaron las frases “no debes llorar”, “un hombre no se deja de las mujeres”, “el hombre tiene que ser fuerte” y “tiene que arrimar para la casa”.

Nuria Dennis de Ávila de Santiago, coordinadora de los grupos, explicó que el 70% de los hombres que acuden a los cursos fueron referidos por las autoridades, esto quiere decir, que fueron denunciados por ejercer violencia en su hogar y como alternativa para no ir a la cárcel les ofrecen una nueva educación emocional.

“Estos hombres que ejercen violencia, fueron víctimas delos aprendizajes, pues una persona no es gritona, sino que le enseñaron a ser así”, aseveró la responsable del programa.

“Una noche llegué tomado a casa y me moleste como mi esposa, ella me dice que la amenacé con una cuchilla” recordó Sergio Jasso, quien  llegó al curso como una alternativa para no ir a la cárcel, tras agredir a su familia.

“La primera vez que llegué al curso dije ¿qué hago aquí? Pero poco a poco, estas sesiones me fueron motivando y ayudando a cambiar mi carácter” recordó Sergio.

Narró que tenía un concepto de ser hombre diferente a lo que verdaderamente ahora lo hace feliz, fue por medio de estos cursos que se dio cuenta de todo lo que perdió por la falta de control de su agresividad y el alcohol.

“Quiero ahora que una mujer este a mi lado por amor y no por miedo” mencionó Sergio al finalizar su última sesión del curso.

Sesiones 

Los cursos son impartidos por psicólogos especializados en el Centro Estatal de Prevención y Atención de la Violencia Familiar y de Género (Cepavif); las sesiones son de dos horas por semana y la capacitación dura 25 sesiones.

Las autoridades de seguridad son quienes les dan la alternativa a los varones para que cursen esta programa a fin de cambiar su rol en la sociedad.

Desahogo de traumas

“A mí me sirve este grupo para desahogarme de mis traumas de la infancia y la juventud” dijo Kevin, como quiso que le llamáramos.

Reconoció que este tipo de grupos es un motivo para cambiar la percepción de cómo actuar y recordó el lema de cada sesión “estoy aquí para recibir ayuda y ayudar”.

“Tómese una cerveza para que sea hombre, me dijo mi papá cuando tenía 9 años y así inicie, en la adolescencia también me mencionaron que las drogas me harían un mejor hombre”  explicó Kevin.

Él fue separado de su pareja por haber ejercido violencia contra ella por más de una década, por lo que ahora se arrepiente y quiere demostrarle que pude cambiar y tratarla con respeto.

Kevin tiene la meta de cumplir todas las sesiones y tener la oportunidad de regresar a su casa con su familia, ya que el juez le dio permiso solo de estar en el hogar cuando fuera a visitar a sus hijas.

Ahora siente esperanza de conocer una forma de controlar la furia que se apoderaba de él, inclusive la describe como una sensación que le comenzaba a hormiguear en los brazos y las manos y después lo impulsaba a pegar.  

Los cursos están abiertos al público en general y se imparten todo el año en diferentes horarios.