×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



No se debe lucrar con la fe; los sacramentos son gratuitos: Sigifredo Noriega
Víctor Castillo
~
20 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Archivo / Obispo de la diócesis de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló.

Después que habitantes de Bracho se quejaran de la exigencia del sacerdote José Luis Mota, de una cuota económica a cambio del sacramento de la confirmación, Sigifredo Noriega Barceló, Obispo de Zacatecas, expresó que es una mala acción porque los sacramentos son gratuitos.

Noriega Barceló dejó en claro que los sacramentos de la Iglesia Católica no deben ser condicionados a una remuneración económica, las ofrendas debe ser a la posibilidad de los feligreses, de tal manera que se revisará el caso para saber la situación que impera en Bracho es real.

“Necesitaría ver en concreto si está siendo en general, si es el caso de alguna persona, si hay algún conflicto con alguna persona, necesitaría ver los casos, si es una situación general claro que debemos llamar la atención”, agregó.

Hizo un llamado a los feligreses a denunciar el hecho ante el Obispado y la Diócesis de Zacatecas y recriminar al sacerdote que incurra en esta acción que está mal porque la iglesia católica no puede caer en el pecado de Simonía.

El líder espiritual aseguró que ninguna parroquia debe condicionar el ofrecer algún sacramento porque la única exigencia que se hace es que el feligrés se encuentre preparado para recibir el símbolo espiritual.

“En general y no solamente en Bracho, no se debe condicionar ni la recepción, ni la administración del sacramento con dinero, tiene que ser gratis y la persona en ocasión de, da su colaboración y si lo está haciendo así está muy mal hecho”, dijo.

 

Regreso a Clases

Aseguró que las familias, alumnos y maestros deben discutir y analizar los temas de biología incluyente y diversidad sexual que se incluyeron en el nuevo modelo educativo.

Noriega Barceló expresó que todos deben aceptar que es necesario el cambio de modelo educativo porque se vive en una sociedad plural con una forma diferente de pensar, de ver la vida y hasta de creer o no en Dios.