×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Memoria viva

José Manuel Enciso González, el artista

Manuel González Ramírez
~
29 de Agosto del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




José Manuel Enciso González ha sido reconocido por su labor artística en diferentes artes de México.
Cortesía / José Manuel Enciso González ha sido reconocido por su labor artística en diferentes artes de México.

En 1955 el insigne maestro de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, Francisco de la Maza, vino a Zacatecas para sustentar un concurso sobre “Arte colonial”, en dicho concurso el zacatecano José Manuel Enciso fue premiado con el tercer lugar, obteniendo el primero y el segundo los entonces seminaristas Juan Padilla y Fernando Torres, y el quinto lugar por la maestra Anita Maldonado. 

El General Ignacio M. Beteta, destacado acuarelista de México, constantemente visitaba nuestra ciudad, en una de ellas, invitó a Enciso a pintar.

Siendo Enciso maestro y director de la Escuela de Artes Plásticas abre la escuela para infantes y en las vacaciones formó el “Taller de pintura de niños al aire libre” en plazas y varios lugares de la ciudad. Tenía un buen número de alumnos y asistían libremente al hermoso recreo, apoyado a la vez, por la esposa del gobernador. Fernando Pámanes Escobedo y, posteriormente, por la esposa del también gobernador J. Guadalupe Cervantes Corona.

El maestro José Manuel Enciso hizo amistad con don Francisco Goitia a quien le muestra sus trabajos en 1960, este lo anima con las siguientes palabras: “sigue pintando, sigue pintando”. Se acerca a todos los maestros, pues como él expresó: “me acuerdo de los consejos de mi padre que me decía: Acércate al que sepa más que tu. Esto no lo he olvidado y he aprendido de todos, aunque, me he considerado siempre un autodidacta”.

En 1965 abrió una exposición en la Ciudad de México en la Galería “Nabor Carrillo” del Instituto México Norteamericano de Relaciones Culturales México, en la cual lleva una serie de grabados tipo scratch con motivos zacatecanos. Dicha exposición fue comentada por todos los diarios de la Ciudad de México, especialmente en las páginas culturales de la Revista de “Jueves de Excélsior”. 

De estos grabados posteriormente se hizo una publicación con prólogo del poeta zacatecano Roberto Cabral del Hoyo.

Participó en exposiciones colectivas e individuales en: Aguascalientes, León y Saltillo. 

Así como en diferentes escenarios: en el Poliforum Cultural Siqueiros de la Ciudad de México; en San Antonio Texas; en esta Ciudad de Zacatecas (en la Presidencia Municipal, en dos ocasiones en el Ex Convento de San Agustín, en el vestíbulo y en el foyer del Teatro Calderón, en la escuela Normal Manuel Ávila Camacho, en el Museo Pedro Coronel, Mercado Principal, actualmente González Ortega) y en varios municipios del Estado de Zacatecas, promoviendo siempre la cultura. 

Fue invitado por el Departamento de Artesanías del Estado de Hidalgo para dibujar los monumentos y conventos del siglo 16 que dirigía en ese tiempo el licenciado Sócrates Campos Lemus, logrando una colección de trabajos de los monumentos antes citados.

Dominó varias técnicas de pintura como el óleo, la acuarela, el grabado, el dibujo al carbón y especialmente el pastel. Sustentó varias pláticas y conferencias sobre “Arte Colonial” en diferentes instituciones educativas, clubes de Servicio Social y grupos de Profesionistas. Fue profesor de pintura y dibujo en el Colegio del Centro, en la Preparatoria de Zacatecas y principalmente en la Universidad Autónoma de Zacatecas de la cual obtuvo su jubilación.

Acumuló un importante acervo fotográfico y de apuntes al natural durante el extenso recorrido que ha hecho por todas las ciudades coloniales de nuestro país y de varios países del mundo. De sus viajes al extranjero hizo apuntes de dibujo en España y ciudades como París, Roma (1988) y en América hace lo mismo en San Antonio Texas, San Francisco, San Diego y en La Habana, Cuba.

Y como frecuente viajero, interesado en conocer y estudiar las riquezas artísticas, arquitectónicas e históricas, viajó a la Sierra Gorda en 2007 para estudiar las “Cinco Misiones”, maravillas del Patrimonio de la Humanidad que fundara Fray Junípero Serra, fraile que tiene en su haber más de cuarenta misiones, hasta las Californias. Incursionó en las investigaciones históricas y artísticas.

Con su extraordinaria agudeza visual descubrió el atrio del Convento de San Francisco y promovió la restauración de monumentos coloniales. 

Fue miembro de la Junta Estatal de Monumentos desde su fundación (1965).

Elaboró testimonios y reconocimientos para grandes personalidades, entre ellos, varios Papas: Pío XII, Juan XXIII y Juan Pablo II; así como a varios gobernantes y a otros personajes distinguidos.

Falleció el 8 de agosto de 2018. Solo la muerte le impidió continuar su producción artística, cuando estaba a punto de cumplir un siglo de vida. Descanse en paz.

Cronista de Zacatecas*