×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Las Lomas de Bracho, cubiertas de basura después de la fiesta

Alejandro Castañeda
~
03 de Septiembre del 2018 12:56 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Alejandro Castañeda / Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Alejandro Castañeda / Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Alejandro Castañeda / Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Alejandro Castañeda / Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura
Alejandro Castañeda / Solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura

ZACATECAS.- Un día después de realizarse las tradicionales Morismas de Bracho las inmediaciones de la capilla de San Juan Bautista lucen con bultos de basura que no han sido recolectados.

Algunas personas comentaron a Imagen que era obligación de cada familia recolectar la basura de su campamento y colocarla junto con el resto en un mismo lugar para que el camión recolector se la llevara.

Edgar, cofrade de esta festividad, dijo que solo tres trabajadores del Departamento de Limpia son los encargados de recolectar la basura que queda dispersa por todas las Lomas de Bracho.

Precisó que, a pesar de la responsabilidad de varias familias, no todas cumplieron: muchos se fueron del campamento dejando sus residuos regados.

La dispersión de la basura da mal aspecto a las calles y las explanadas; además, en la parte baja del arroyo se acumuló una gran cantidad de botellas, bolsas y vasos y platos desechables.