×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Fenaza 2018

Nacer torero y trabajar para ser leyenda: Diego Silveti

Isabel Medellín
~
07 de Septiembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Diego Silveti busca dejar huella en la Monumental Zacatecas.
Imagen / Diego Silveti busca dejar huella en la Monumental Zacatecas.

ZACATECAS.- En estos tiempos un serial está bien rematado si incluye a un joven que, a base de esfuerzo y de imprimir su rúbrica a cada tarde, es ya una de las figuras del toreo contemporáneo: Diego Silveti.

El matador, nacido en Guanajuato visitó estas tierras coloradas días antes de su primera y única presentación dentro de los carteles de la Feria Nacional de Zacatecas 2018: forma parte del programa del domingo 9 cuando, junto a Diego Sánchez, atestiguará  cómo Arturo Macías El Cejas le da la alternativa a Ángel Espinoza Platerito.

En estos días previos a su presentación en la Plaza Monumental Zacatecas estará en el campo, practicando con ejemplares de la ganadería de Pozo Hondo como parte de sus trabajos antes de la lidia dominical.

Gracias a la buena racha que ha tenido en los últimos meses, en la que se incluyen varios reconocimientos durante la Feria Nacional Potosina 2018 y haber salido en hombros por cuatro tardes consecutivas, el torero de dinastía espera que la gente de Zacatecas pueda disfrutar de la mejor versión de Diego Silveti.

Con ímpetu dice que espera cerrar el año con 40 corridas, entre las cuales ya están confirmadas un par de tardes en las plazas de Acho, Perú, y Cali, Colombia. 

Además, ya está en pláticas con los empresarios de la Plaza México para formar parte de esta temporada grande.

Con ilusión espera lograr un triunfo en su tarde bajo el cielo zacatecano pues, considera, vive un momento de madurez y de introspección que, espera, le permita mostrar su esencia, su huella como torero.

Dedicarse de lleno los toros no ha sido fácil: arriesga su vida cada tarde lo que, dice, debe hacerse con conciencia. Cada tarde que se pone el traje de luces por su mente rondan muchos pensamientos: no estar a la altura de sus sueños, de lo que la gente espera de él… un cúmulo de emociones que lo empujan a trabajar a diario en cómo vencer esos miedos.

Se considera devoto de la Virgen de Guadalupe, imagen que lo acompaña en muchos de sus capotes de paseo y a la que procura venerar cerca del 12 de diciembre con una visita a la basílica de la Ciudad de México.

Aunque ha conseguido grandes tardes en diferentes ciudades y con astados de diversa procedencia, para él cada plaza y cada toro son una oportunidad, una esperanza y un nuevo reto.

Elegir ser torero es algo que se lleva en la sangre y Diego lo trae en la genética de varios de sus antepasados. 

El hijo de El Rey David recuerda que a él la vocación le llegó un poco tarde: había prometido a sus padres terminar una carrera profesional y, además, que decidiera entregarse al llamado de los toros no era una decisión sencilla para la familia Silveti. 

Para el retiro, dice sonriente, espera que falte mucho tiempo.

¿En qué momento un hobbre sabe qué quiere ser torero?

Se nace siendo torero. El momento en el que te das cuenta a veces es temprano, a veces es tardío como en mi caso.

¿Cuándo sabrá que llegó el momento de retirarse? 

Llegará de repente… pero espero que falten muchos años más.

¿Qué fue lo más de iniciar su carrera como matador de toros?

Forjar los momentos a pesar de la soledad, la incertidumbre y el miedo.

¿En qué piensa antes de pisar el ruedo?

Muchísimas cosas: miedo, incertidumbre…  y poder disfrutar de lo más bonito: torear.

¿Cuál es el santo por el que tiene mayor devoción?

Soy muy guadalupano. Es una herencia que me dejó mi papá. 

¿Cuál es su plaza de toros favorita?

He tenido la oportunidad de triunfar en muchas plazas de México, Sudamérica y España… pero venir a la Monumental de Zacatecas siempre impone.

¿Cuál es su ganadería favorita?

El que me permita hacer el toreo que disfruto.

¿Tiene un color favorito de terno?

Los azules.

¿Cuál es la suerte que prefiere hacer con el capote?

La verónica.

¿Cuál es su suerte favorita con la muleta?

El natural.

¿En qué piensa cuando acaba la corrida?

Depende de cómo haya acabado, pero siempre intento ser crítico conmigo mismo.