×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Gobernantes y gobernados

Juan Carlos Ramos León
~
10 de Septiembre del 2018 14:35 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Zacatecas ha tenido malos gobernantes. Muy malos. Igual que todo México.

Desde que tengo memoria, cada vez que venía un informe de gobierno no faltaba quien dijera: “y ¿qué informa?”. También recuerdo haber escuchado a más de un viejo decir “ese gobernador fue un ratero” o “aquél gobernador robó, pero siquiera hizo, en cambio este…”. El caso es que si constituyéramos un jurado acabaríamos por mandar a todos los gobernantes –pasados y presentes- a la horca.

En días pasados me cruzaron por la mente un par de preguntas: ¿bueno, en verdad no ha habido nada rescatable en todo el desfile de gobernantes que han cruzado por aquí? ¿No será que también hemos habido "malos gobernados"?

Ándele, aquí hay tema para rato.

Para darnos gusto a todos, está difícil. Dicen que cada quien habla de la feria según le va en ella. Luego entonces, si a un determinado grupo de personas les fue bien con cierto gobernante, pues fue un buen gobernante. Para el resto –que suele ser la mayoría- habrá sido un mal gobernante, y así. Pero sucede que llega otro, con otras ideas y “compromisos” diferentes y, pues, la opinión cambia.

Para efectos de este breve análisis no juzgo a los gobernantes. No soy quien para hacerlo porque ni he gobernado ni me siento con la capacidad de hacerlo. Me reservo a darles el beneficio de la duda. En esta ocasión ‘nos’ volteo los reflectores a los gobernados.

Primero: nos quejamos de la corrupción. Para que exista un acto de corrupción se necesitan dos: el corruptor y el corrompido. Punto. Que ¿qué fue primero: el huevo o la gallina? Sinceramente, no sé. Sólo sé eso: si hay quien le entre es porque hay quien le meta.

Segundo: nos quejamos por costumbre. Crecimos –como pueblo- bajo un régimen paternalista en el que, mientras nos dieran, felices. Pero no más nos piden y a renegar. Y, ¿sabe qué, querido lector? Son tiempos de ponerle, no hay de otra; más vale acostumbrarse.

Aquí entre nos, ciudadano de a pie, independientemente de lo malos o buenos que hayan sido nuestros gobernantes, ¿es usted un buen o un mal gobernado?

 

soyciudadanodeapie@gmail.com