×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Historias humanas

Daniel da ejemplo con su gran empeño

Ángel Martínez
~
10 de Septiembre del 2018 17:15 hrs
×


Compartir



Liga Corta




No pierde el entusiasmo y el amor por la vida.
Ángel Martínez / No pierde el entusiasmo y el amor por la vida.
Elabora y enseña a construir artesanías de gran calidad.
Ángel Martínez / Elabora y enseña a construir artesanías de gran calidad.
A pesar de las dificultades ve la vida de una forma especial.
Ángel Martínez / A pesar de las dificultades ve la vida de una forma especial.

FRESNILLO.- La elaboración de artesanías se convirtió en una forma de vida para Daniel Rivera Franco, tras un accidente en el trabajo que lo dejó inválido desde hace tres años, situación que le cambio la forma de ver la existencia.

A sus 30 años narró que fue un 17 de diciembre mientras laboraba en una empresa de seguridad,  cuando una persona sin la experiencia suficiente para maniobrar un arma, se le escapó un tiro frente a él, disparo que le dañó la médula, lo que le provocó no tener sensación ni movilidad de la cintura para bajo.

Fue Margarita Franco Ramírez, su madre, quien lo impulsó siempre y le enseñó a manejar un vehículo apoyado con un vasto que ella le dio y “fue cuando el mundo se me abrió, después llegaron las ayudas con maquinaria y aunque hay limitantes y requiere ayuda, no me  han dejado solo”, mencionó.

Desde antes del accidente Daniel se caracterizó por interesarse en actividades deportivas y militares, por lo que se incorporó al Pentatlón que encabeza Ángel Rocha y pese a estar en silla de ruedas no ha dejado de participar.

“Antes corría con los muchachos del Pentatlón, ahora soy instructor y me da orgullo ver que ayudó a formar a jóvenes, eso me ha ayudado a no tener una crisis existencial y con esto le damos una oportunidad de que en lugar de estar en la vagancia, practiquen algún deporte”, detalló.

Actualmente elabora juguetes de madera, réplicas en miniatura de diversos artículos, así como diversos cuadros decorativos.

“La vida me dio un gran giro y ahora veo las cosas diferentes, valoró más las cosas que tenemos, antes buscaba fama, materialismo y ahora gracias a Dios tengo cada día para disfrutar lo poco que tenemos”, dijo.

Rivera Franco reconoció que la vida no ha sido sencilla, debido a que hace recientemente perdió la vida su madre en un accidente y era quien le ayudaba en el taller que había montado.

De lunes a viernes  dedica tiempo a su taller hasta las 5 de la tarde, donde también participan jóvenes y se les enseña a elaborar piezas de diversos materiales como la madera, mientras que los fines de semana acude al Pentatlón.