×
×
×
×


Búsqueda


Introduzca su búsqueda



X

Bibliografía fresnillense

Redacción
~
17 de Septiembre del 2018 05:00 hrs
×


Compartir



Liga Corta




Cortesía /

Con la publicación de la primera Monografía de Fresnillo en el año de 1959, la comunidad finalmente pudo enterarse de los orígenes del pueblo minero. 


El autor fue Don Augusto Isunza Escoto, de oficio impresor. El ayuntamiento lo designó como cronista del municipio hasta el primer lustro de los setenta.


El tiraje fue de cuatro mil ejemplares, la edición fue adquirida con celeridad por los ciudadanos que desde tiempos inmemoriales se daban a la tarea de conocer más de su tierra; carecían de información por la ausencia de archivos pues la bibliografía y documentos que abundaban en la historia de El Mineral en ese tiempo eran relativos.


Al circular los ejemplares de la Primera Monografía de Fresnillo, los lectores encontraron respuestas a sus interrogantes, que de momento satisfacían sus exigencias. 


Desde luego brotaron al instante cuestionamientos y exigencias de quienes deseaban saber más de los orígenes y raíces de la comunidad y región.


Quienes se dedicaban a la investigación consultaban a los historiadores de casa, por ejemplo a Elías Amador y Salvador Vidal, otros más hurgaban en diferentes archivos o bien leían obras sobre los registros de los escribanos de la corona española, sin embargo, lo que se obtenía era tan solo dispersas e incomprensibles citas de Fresnillo.


Con la fundación de la Asociación de Estudios Históricos y Actividades Culturales, cuyos orígenes se remontan a los primeros años de los setentas, se despertó un mayor e inusitado interés de la sociedad para que se profundizara en cada pesquisa, pues sus aportaciones sobre investigaciones eran realizadas por profesionales y autodidactas y estaban expuestas al público en foros para la historia.


Las invaluables aportaciones de sus asociados e invitados quedaron impresas en 6 ediciones.


Don Augusto, socio fundador de la AFEHYAC, a iniciativa de José Bonilla Robles, alcalde del municipio, para dar respuesta a las exigencias de la comunidad de conocer más de la historia del pueblo, decidió editar fascículos con temas históricos.


Se produjeron con el mismo propósito folletos, cuadernillos y libros de fácil interpretación y que fueran accesibles al público. 


En materia de fascículos se editan por principio dos ejemplares cuyo contenido daba seguimiento a la monografía y complementa lo tratado en la primera edición. Cada proyecto cumplió cabalmente su cometido en la comunidad.


A propósito, los testimonios de lo que ha sido la bibliografía fresnillense a través de los años, empezando en los cincuenta del siglo pasado a la fecha, la puede usted consultar en la Biblioteca del Club Amigos de Fresnillo. 


Están presentes los más importantes escritores de nuestro tiempo que en otro artículo integraré.


De las obras en cuestión no tan solo se editaron los fascículos citados, se imprimieron cuadernillos en los cuales se narra la historia de nuestros monumentos histórico-culturales. Varios ejemplares son dedicados a los personajes fresnillenses y edificios catalogados como bienes patrimoniales del municipio.


En los talleres Mignon se rescataron las evidencias del pasado, las ediciones impresas se distribuían sin costo en la comunidad como una aportación a la cultura del pueblo. Otras administraciones municipales decidieron continuar con ese tipo de iniciativa y han estado apoyando la publicación de libros y revistas de contenido histórico y cultural del Fresnillo. 


Sobre el particular aclaramos que otras más se han cerrado por completo a la impresión y divulgación cultural.
De la producción bibliográfica podemos enumerar en este día una parte. 


Por fortuna en los últimos cincuenta años se han publicado más libros que hablan de Fresnillo en toda su historia, los autores son fresnillenses y algún foráneo.


El primer libro editado se titula El triunfo sobre una estrella, es un anecdotario del maestro Manuel M. Ponce, el autor es Tarsicio Herrera Zapien.


Otro se refiere a la vida y obra literaria de D. Luis G. Ledesma, cuyo autor es D. Augusto; Los poetas fresnillenses de J. Cruz Guerrero Gómez es el segundo de la serie. El tercero lleva el titula Canto a Fresnillo, en sus páginas se reproducen las obras de Roberto Cabral del Hoyo, Luis G. Ledesma, Hernán Valverde León, Alicia Uzcanga Lavalle y Francisco Javier Guerrero.


Entre otras publicaciones citamos al profesor José Farías Galindo, autor del libro donde narra pasajes de la vida y obra de Francisco Goitia García.


Para cerrar este capítulo que se relaciona con la creciente bibliografía fresnillense, reiterando que en los últimos años es significativa por la publicación de más ejemplares que nos hablan de la tierra comparto lo que Richard de Bury, erudito inglés del siglo 14 escribe: “los libros nos deleitan cuando  la prosperidad nos sonríe, y nos confortan, fieles, cuando la adversidad frunce el ceño. Si uno los busca, no se esconden, si uno yerra, no se burlan y si uno es ignorante, no se ríen.”


Es el placer y el bienestar derivados de la lectura.